Benedicto XVI imparte la bendición 'Urbi et Orbi' y pide el fin del conflicto en Siria

euronews videos

Desde el balcón de la basílica de San Pedro, para Roma y para el Mundo. El Papa Benedicto XVI ha impartido su bendición Urbi et Orbi, la octava desde que se convirtió en líder de los católicos. En la plaza, miles de fieles han escuchado y aplaudido sus palabras. Desde casa, millones de hogares, han recibido el mensaje a través de la radio, la televisión e Internet.

En su discurso, Benedicto XVI ha deseado el fin de los conflictos armados que siguen hoy abiertos, con mención explícita a Siria.

“Una vez más hago un llamamiento para acabar con el derramamiento de sangre en Siria. Pido que se facilite la ayuda a los refugiados y los desplazados y que se negocie para encontrar una salida política al conflicto”, ha dicho.

El pontífice tambíén se ha referido a la situación de los cristianos en lugares como Nigeria, donde en los últimos meses se han sucedido ataques contra iglesias cristianas que han dejado decenas de muertos.

Por último, el Papa ha enviado un mensaje a las autoridades chinas, pidiendo más tolerancia religiosa en el país, donde no se permite a los católicos aceptar la autoridad papal.

Precisamente el chino ha sido uno de los 65 idiomas en los que Benedico XVI ha felicitado la Navidad. Lo hizo tambén en alemán, su lengua materna, y en en español, pidiendo que “la paz de Cristo reine en las familias y en los pueblos”.

Al usar Yahoo aceptas que Yahoo y sus socios puedan utilizar cookies para personalización y otros fines