Australia está a un paso de dar por erradicado el cáncer de cuello de útero

Australia podría convertirse en el primer país que da por erradicado el cáncer de cuello de útero. En 2007 comenzó con la vacunación de las niñas contra el Virus del Papiloma Humano (VPH) y poco después amplió la vacunación a los niños. Gracias a está política Australia sufre sólo 7 casos por cada 100.000 habitantes, la mitad de lo habitual en el mundo.

Las autoridades quieren llegar a menos de 6 casos por cada 100.000 habitantes en el año 2022. Con estas cifras pasaría a considerarse enfermedad rara. Para 2035 Australia, de continuar con esta incidencia, se convertiría en el primer país que pueda dar por erradicada esa enfermedad.

Además de la vacunación a niños y niñas, Australia ha establecido un nuevo programa nacional de exámenes que prevé que las mujeres hagan su primer chequeo a los 25 años y después cada cinco años si no se detecta riesgo de VPH.

El mayor responsable de esta enfermedad es, sin duda, el Virus del Papiloma Humano. Aunque se conoce con su nombre en singular, este virus engloba a más de un centenar de tipos distintos de VPH, aunque no todos son peligrosos. De hecho, muchas mujeres se infectan con algún tipo de VPH a lo largo de su vida sin saberlo y sin generar ningún síntoma de enfermedad. La actual vacuna contra el VPH protege contra cuatro de esos virus, los más peligrosos.

Los países con menos recursos es donde, según la Organización Mundial de la Salud, se dan 9 de cada 10 casos de cáncer de cuello de útero en el mundo.

Más del 99% de los casos de cáncer de cuello uterino están provocados por una infección con un Virus del Papiloma Humano, por lo que esta decisión de las autoridades australianas de modificar su modelo de prevención es el paso definitivo hacia la erradicación de la enfermedad.