VÍDEO | Aparecen multitud de mascarillas y guantes usados bajo las aguas de la Costa Azul francesa

Por si no teníamos suficiente con la proliferación de plásticos en las aguas marinas, el COVID-19 nos está dejando un nuevo tipo de agresión ecológica: mascarillas y guantes y diferentes elementos de protección frente al coronavirus están apareciendo bajo el mar .

Así lo ha demostrado una asociación francesa llamada Operación Mar Limpio, especializada en la limpieza de playas y fondos marinos. En una publicación en Facebook hacían visible la “cosecha” de materiales de protección que habían recogido tras una inmersión en la localidad costera de Golfe-Juan, situada entre Cannes y Antibes, en la Costa Azul. Además de varias botellas de plástico y una almohadilla, se recuperaron cinco máscaras quirúrgicas desechables y cuatro guantes de látex. Ya el 14 de mayo, los servicios de limpieza parisinos advertían de la numerosa cantidad de guantes y mascarillas que estaban apareciendo en las calles de la capital francesa. De ahí a que llegaran al mar solo hacía falta un paso.

Laurent Lombard, fundador de la asociación, publicaba también un vídeo sobre estas inmersiones y declaraba preocupado: "Es una costumbre muy mala, porque estas mascarillas están potencialmente contaminadas” .Para él, la situación podría volverse insostenible en las próximas semanas.

"Tengo miedo. No hemos usado mascarillas nunca y ahora vamos a ver miles de millones de ellas. Tengan cuidado, esto es el inicio de una nueva forma de contaminación. Las redes subterráneas ya están contaminadas, y si hay tormentas, el agua fluvial llegará al mar con los desechos ", insiste.

Una mascarilla quirúrgica tarda casi 450 años en desintegrarse en la naturaleza, y en las aguas puede descomponerse en nanopartículas que llegarían a ser incluso ingeridas por los animales marinos.

Ante la urgencia de la situación, Eric Pauget, diputado de la Asamblea Nacional por los Alpes Marítimos ha decidido registrar un proyecto de ley por el que cualquier persona que abandone una mascarilla en la vía pública podría ser multado con 300 euros.