¿Por qué aparece este hombre con la cabeza separada del cuerpo dentro de la piscina?

Un hombre se mueve por una piscina con cierta normalidad, salvo por el hecho de que su cabeza parece estar a varios centímetros del resto del cuerpo. Es lo que se aprecia en un vídeo que circula por las redes sociales y que fue subido por el perfil @dailysciencevid a Twitter. ¿Cómo es posible esta situación?

Evidentemente, tiene su explicación y es una cuestión que atañe a la física. Este efecto está producido por la refracción. Cuando una onda pasa de un medio a otro con diferente índice refractivo, se produce un cambio de dirección que acaba derivando en que veamos dichos objetos de distinta manera en cada uno de los medios, en este caso en el aire y en el agua.

Por eso mismo podemos ver la cabeza del sujeto separada del cuerpo. Algo que, lógicamente, no sucede físicamente en la realidad. Ese efecto se aprecia ya que la onda incide de forma oblicua a la superficie de separación de los dos medios, produciéndose refracción. La presencia de un cristal agudiza la refracción y la visión que se muestra del cuerpo es aún más espectacular si cabe.

Cuando el chico se acerca y se acaba pegando al cristal, ese prisma se atenúa y se aprecia que realmente el cuerpo y la cabeza no están separados. Este efecto tan visual se ha hecho viral en las redes y se ha compartido en más de 2.000 ocasiones en pocos días.

Muchos usuarios comentan que, a pesar de que saben que es un efecto, les da una pequeña sensación de miedo, lo que hace que el vídeo sea aún más atractivo para quien lo ve por primera vez.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente