Éxito en Japón del escáner en 3D

17 de diciembre de 2012

Es el último grito en Japón: la tecnología de impresión en tres dimensiones para obtener figuras individuales o en grupo. Atrás quedan las típicas fotos de familia.

Así es la máquina revolucionaria con la que se pueden obtener replicas en miniatura.

Esta tecnología fue utilizada durante un tiempo para la fabricación de prototipos industriales, pero hasta ahora los datos no eran suficientemente precisos como para restituir los rasgos humanos. Las figuras pueden medir hasta 20 cms de altura.

El modelo debe posar sin cambiar de postura durante un cuarto de hora, el tiempo que tarda el escáner manual en registrar el cuerpo entero. Los datos pueden modificarse después para lograr mayor parecido antes de lanzar la impresión en color y en 3D.

Omote 3D, como muchas otras cosas en Japón, plantea la cuestión de los límites que la tecnología transgrede sin cesar. Aunque la réplica no sea perfecta, su aspecto táctil y realista es inquietante. Su precio es de unos 200 euros y

durante unos días, en la ciudad japonesa de Harajuku, se han instalado fotomatones en 3D.

Al usar Yahoo aceptas que Yahoo y sus socios puedan utilizar cookies para personalización y otros fines