VÍDEO | La persecución al estilo Joker de un furgón de los Mossos en Tarragona: “¡Venid! ¡Que somos gente de paz!”

Desde que el pasado lunes se publicara la sentencia del Tribunal Supremo contra los líderes políticos y activistas independentistas, la tensión no ha dejado de aumentar en las calles de Cataluña. Los disturbios y las batallas campales entre manifestantes y policías dejan ya decenas de detenidos y más de un centenar de heridos, además de imágenes muy impactantes.

Agentes de los Mossos d'Esquadra durante las protestas en Cataluña por la sentencia del procés (Foto: Pau Barrena / AFP / Getty Images).

Muchas de estas imágenes de los manifestantes montando barricadas en las calles o de los policías cargando contra ellos han sido muy difundidas y comentadas en las redes sociales, aunque hay una en concreto, que tuvo lugar la noche del martes en Tarragona, que ha llamado especialmente la atención.

En las imágenes publicadas en las redes sociales se puede ver un furgón de los Mossos d'Esquadra circulando por una calle de viviendas de Tarragona mientras uno de los agentes grita por la megafonía de forma provocadora al estilo Joker: “Veniu, som gent de pau! Veniu! Vaaa!” (“¡Venid que somos gente de paz! ¡Venid! ¡Vaaa!”). Existen al menos dos grabaciones del momento: una tomada desde un balcón, en la que los vecinos no pueden disimular su asombro ni contener las risas, y otra en la que se ve a tres jóvenes correr delante de la furgoneta mientras esta gira por una esquina en dirección contraria.

La escena ha provocado infinidad de reacciones en las redes sociales. Algunos de los tuiteros no podían evitar la incredulidad, a otros les ha parecido hasta gracioso y también hay quien cree que las imágenes son vergonzosas. Del mismo modo, numerosos usuarios pedían explicaciones al conseller d'Interior de la Generalitat, Miquel Buch.


Los Mossos d'Esquadra han confirmado que eran conocedores de los hechos y, según informa ‘La Vanguardia’, han iniciado una investigación para esclarecer el incidente.

RelacionadoCargas policiales y tensión en Cataluña durante las protestas por la sentencia del procés