VIDEO: Buceadores graban un enorme 'unicornio de mar' en Nueva Zelanda

El divulgador y escritor científico Carl Zimmer los describió una vez como los “Borg” marinos, refiriéndose a la civilización extraterrestre de Star Trek. La propia Rebeca Helm, experta bióloga marina, decía que parecen sacados de una película de Star Wars, y lo cierto es que por su aspecto casi podríamos decir que no son de este mundo. Se trata de los pirosomas, una de las especies marinas más curiosas y fascinantes que existen.

Captura del vídeo con la grabación de un gran pirosoma en Nueva Zelanda

Científicamente los pirosomas son un género de tunicados de flotación libre que en el argot popular se conocen también como pepinos de mar o incluso como unicornios de mar. Y aunque, a primera vista, sería lógico considerarlos como una sola criatura marina, en realidad se trata de una colonia formada por cientos o incluso miles de individuos.

Para hacernos una idea, utilizaremos el espectacular video que lograron grabar unos buceadores en las costas de Nueva Zelanda hace tan solo unos días:

A pesar de ser poco conocidos por el público en general existen numerosas razones por las cuales estas grandes colonias de zooides son realmente interesantes. Utilizaremos un párrafo muy descriptivo de Rebeca Helm para entender qué estamos viendo exactamente en el video:

“Un pirosoma es en realidad una colección de miles de clones, con cada individuo capaz de copiarse a sí mismo y añadirse a la colonia. Los miembros del pirosoma están conectados físicamente – en realidad comparten tejidos. Toda la colonia tiene la forma de un dedal gigante con un punto en un extremo y una abertura en el otro, y en algunas especies esta abertura puede ser de hasta dos metros de ancho – lo suficientemente grande como para quepa dentro un humano adulto”.

Los pirosomas pueden llegar a superar los veinte metros de longitud y resultan aún más espectaculares en las profundidades puesto que también son bioluminiscentes (de hecho, su nombre pyro proviene del vocablo griego “fuego”). “Cada individuo zooide es capaz de emitir luz y, cuando lo hace uno, los zoides vecinos también lo hacen. Si existen varias de estas colonias juntas, y una se ilumina, también conseguirá que se iluminen las demás”.

Captura del vídeo con la grabación de un gran pirosoma en Nueva Zelanda

Estas grandes colonias se alimentan mediante la filtración de agua de la que extraen el nutritivo plancton. Y una curiosidad más: su sistema de alimentación les sirve también como medio de desplazamiento. Filtran el agua, extraen los nutrientes y después expulsan el agua por el hueco de la colonia consiguiendo así la propulsión necesaria para moverse.

A pesar de su tamaño y de su textura gelatinosa, son totalmente inofensivos y de hecho sus capacidades están resultando muy útiles para desarrollar investigaciones biomédicas. Son escasos, de ahí su apelativo de “unicornios de mar”, por lo que si tienes la suerte de encontrarlos en alguna ocasión, trátalos con cuidado y no te dejes intimidar por su aspecto casi extraterrestre.

Referencias científicas y más información:

Michael Brice-Saddler “Watch Divers Encounter a Bizarre Sea ‘Creature’ That Looks Like a Giant Tube” Science Alert

Rebeca Helm “The 60 foot long jet powered animal you’ve probably never heard of” Deep Sea News

Megan Garber “12 Reasons Pyrosomes Are My New Favorite Terrifying Sea Creatures” The Atlantic