La política italiana, sacudida por una acusación de violación grupal que involucra al hijo de un político

M. J. Arias
·3 min de lectura

Esta siendo una semana muy revuelta en el terreno político en Italia. Primero fue la noticia de que Matteo Salvini sería juzgado por el caso del Open Arms, que mantuvo bloqueados a 150 inmigrantes en el mar durante 20 días. Ahora es un caso de denuncia de una violación grupal ocurrido hace dos años y en el que está involucrado uno de los hijos del fundador del partido italiano Movimiento Cinco Estrellas, Beppe Grillo. Un vídeo publicado por este mismo con una defensa encendida de su hijo y poniendo en duda a la denunciante ha desencadenado una tormenta política.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un vídeo de Youtube no disponible por tus preferencias de privacidad

Los hechos se remontan al verano de 2019, en Cerdeña. Han pasado dos años y, según publican varios medios, la Fiscalía de Tempio Pausania, en la isla italiana, va a pedir que se abra juicio contra los cuatro jóvenes supuestamente implicados en una violación en grupo. Uno de los señalados por la chica que denunció lo ocurrido aquella noche es Ciro Grillo, hijo del mencionado actor, cómico y político. 

Antes de que el fiscal dé el paso, este ha publicado un vídeo titulado ¿Periodistas o jueces? en el que carga con el tratamiento de la noticia en los medios y realiza una encendida defensa de su hijo. “Mi hijo aparece en todos los periódicos como un violador en serie con otros tres chicos. Quiero una explicación de por qué un grupo de violadores en serie, incluido mi hijo, no han sido detenidos”, se pregunta. Los chicos siempre han defendido su inocencia y que las relaciones fueron consentidas, pero la Fiscalía considera que podría haber razones para creer que no hubo consentimiento.

Grillo asegura, a gritos, que existe un vídeo en el que según él queda claro que “hay consentimiento” y que son “jóvenes de 19 años que se estaban divirtiendo, que están en ropa interior y se alteran porque son cuatro idiotas, no cuatro violadores”. Pero en su alegato, de menos de dos minutos y en el que no para de gesticular y gritar, no solo defiende a su hijo, sino que pone en duda el testimonio de la denunciante.

“Una persona que es violada por la mañana, por la tarde va a hacer ‘kitesurf' y después de ocho días denuncia (...) es es raro”, mantiene. Una afirmación que ha sido muy criticada. La presidenta de la asociación contra la violencia machista D.i.Re, Antonella Veltri, ha valorado en declaraciones a la agencia Ansa, que testimonios como este demuestran “el funcionamiento de la victimización secundaria, con la que las mujeres no son creídas, la violencia es minimizada y el comportamiento de la chica es juzgado casi como si ella fuera la acusada”. 

En la misma línea se ha manifestado la portavoz del Partido Demócrata, Debora Serracchiani, quien echa en cara a Grillo que use su “influencia” para, ha dicho, “arrojar la sombra de la culpa sobre una chica que denunció una violación”.

Giulia Bongiorno, de la Liga Norte, ha anunciado que tiene intención de llevar el vídeo de Grillo “a la Fiscalía porque creo que es una prueba en su contra. Es una evidencia que documenta una mentalidad de eufemización, muchas veces usada por los hombres para justificarse cuando son acusados”.

La reacción en cadena que ha provocado el discurso de Beppe Grillo ha sido tal que hasta su compañero de formación y primer ministro italiano, Giuseppe Conte, se ha visto obligado a pronunciarse al respecto. “Comprendemos las inquietudes y angustias de un padre, pero no podemos pasar por alto que en este asunto también hay otras personas, que deben ser protegidas y cuyos sentimientos deben ser absolutamente respetados. A saber, la joven involucrada los miembros de su familia, que seguramente estará experimentando momentos de dolor”, ha declarado Conte. 

EN VÍDEO | "Magister Rafaello" revisa la vida y obra del pintor de forma audiovisual