La dura realidad de vivir a oscuras en Kiev tras la última ofensiva de Rusia

Después del éxito de la contraofensiva ucraniana en el este y el sur, Rusia ha decidido iniciar una nueva estrategia en esta guerra que tiene como objetivo minar la moral de la población civil. Las tropas de Vladimír Putin están bombardeando con aviones no tripulados importantes infraestructuras de energía, calefacción y suministro de agua cerca de las principales ciudades del país de Volodímir Zelenski.

El Kremlin quiere dejar sin luz, agua y calefacción a los habitantes de Kiev y de otras grandes ciudades como Járkov, Zaporiyia o Cherkasy ahora que se acerca el invierno. En la capital ucraniana está táctica de los rusos ya está teniendo consecuencias y se están produciendo cortes de energía y de agua.

Los habitantes de Kiev tratan de acostumbrarse a convivir con los apagones, que ya se han convertido en parte de su cotidianidad. No obstante, si la guerra continúa y Rusia sigue empleando esta táctica, se enfrentan a un invierno muy duro.

Más historias que te pueden interesar: