La victoria en Nevada otorga a los demócratas el control del Senado de EE. UU.

© David Swanson / Reuters

El Partido Demócrata del presidente estadounidense Joe Biden volverá a tener la mayoría en el Senado, la cámara alta del legislativo del país, a pesar de que los pronósticos inicialmente le daban la mayoría a los republicanos. Todavía no se conocen los resultados definitivos para la Cámara de Representantes, donde los conservadores llevan la delantera.

Ya es una realidad. El Partido Demócrata logró mantener el control del Senado en Estados Unidos gracias a la estrecha victoria de la senadora Catherine Cortez Masto frente a su contricante republicano Adam Laxalt en el estado de Nevada.

Los liberales suman 50 escaños en este órgano legislativo frente a 49 republicanos, a la espera de que los resultados del estado de Georgia se decidan el próximo 6 de diciembre en una segunda vuelta. Sin embargo, incluso si los republicanos ganaran la silla de Georgia, el voto de la vicepresidenta Kamala Harris inclinaría la balanza hacia el bando demócrata.

El presidente estadounidense, Joe Biden, celebró los resultados desde Phnom Pehn, Camboya, donde participa en la cumbre de la ASEAN. "No estoy sorprendido", presumió el mandatario, quien opinó que los resultados son "un reflejo de la calidad de los candidatos demócratas". "Espero con ilusión los próximos dos años", concluyó.

Chuck Schumer, líder de la mayoría demócrata en el Senado, también se pronunció: "El pueblo americano rechazó los republicanos extremistas y antidemocráticos". "Nuestros candidatos realmente entienden cómo hacer las cosas", agregó en una rueda de prensa minutos después de conocerse el resultado.

Nevada entierra la 'ola roja' a la espera de los resultados en la Cámara de Representantes

Un revés más para los candidatos de Trump


Leer más sobre FRANCE 24 Español

Leer tambien:
En EE. UU., cuatro estados votaron por proteger el derecho al aborto
EE. UU.: Mark Kelly es reelegido y deja a los demócratas a un escaño de controlar el Senado
¿Por qué no prosperó la 'ola roja' en las elecciones de medio término de EE. UU.?