Su hijo de 18 años murió en un accidente laboral y ahora pide desesperada justicia por lo que ha ocurrido después

·3 min de lectura

Víctor Nuño Salvador, un joven barcelonés de 18 años, falleció hace algo más de un año a los pocos días de empezar en su primer trabajo. Fue un accidente laboral, quedó atrapado en la máquina que estaba manipulando. La empresa ha sido condenada a una multa que la familia considera “ridícula y ofensiva” y la madre del Víctor, Noelia Salvador, ha pedido ayuda y difusión a través de las redes sociales para que su petición de revisar el caso llegue a las autoridades y actúen.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un tuit no disponible por tus preferencias de privacidad

“Hola. Mi nombre es Noelia Salvador. No tengo apenas seguidores en Twitter y estoy buscando el apoyo de personas que puedan ayudarnos a mí y a mi familia a difundir la desgracia que vivimos desde hace un año tras la muerte de mi hijo Víctor”, comienza en su hilo esta madre que ha conseguido cierta repercusión al contar su historia en Twitter, donde en menos de 24 horas había superado el millar de ‘me gusta’ y se acercaba a los 600 retuits.

El accidente laboral que acabó con la vida de Víctor tuvo lugar el 27 de noviembre de 2020. “Tan sólo llevaba doce días en la empresa Ferros Sabadell S.L. ubicada en el Polígono industrial Pla de la Bruguera del municipio de Castellar del Vallés (Barcelona), donde tuvo lugar el trágico accidente”, señala su madre, que comenta también la “ilusión” con la que su hijo empezó en el que era su primer trabajo.

Según denuncia, el joven “no recibió en esos 12 días la ropa de seguridad obligatoria que necesitaba, ni ningún tipo de formación en Prevención de Riesgos Laborales, ni indicaciones para manipular la máquina que le arrebató la vida…”. Además, “la máquina que manipulaba aquel día, una planchadora industrial, llevaba más de 10 años en desuso y tenía deshabilitados los sistemas de seguridad que podrían haber evitado la muerte de Víctor, de acuerdo a la propia valoración que realizó Inspección de Trabajo”.

En su relato de las irregularidades y fallos que acabaron con la vida de su hijo señala que “la máquina no contaba con protecciones, ni cable perimetral, ni el pulsador de seta para provocar una parada de emergencia. En tan solo diez minutos mi hijo Víctor se quedó enganchado a los rodillos de la planchadora…”.

Lo ocurrido aquel día fue calificado por la autoridades encargadas del caso de “infracción grave” y no “muy grave”, como apunta Noelía Salvador. La sanción que le impuso a la empresa fue una multa de 40.000 euros. Para la familia, se trata de “una sanción ridícula y ofensiva”, que, además, “fue reducida a cerca de 25.000 euros debido a la actual Ley de Prevención de Riesgos Laborales”.

Ha pasado un año de la muerte de Víctor y “mi familia y yo seguimos destrozados”, resume sobre cómo se encuentran la madre del joven, que asegura que saca fuerzas para seguir adelante por su otra hija, que tiene 13 años. Lo que piden es “justicia”, porque su hijo “no es un número sin más. Ni ninguna de las personas que mueren por esta causa”.

Por eso, y para ello cita a distintas instituciones y autoridades en su hilo, pide “que nos ayuden a revisar el caso de mi hijo Víctor Nuño Salvador al que tuvimos que despedir forzosamente cuando apenas empezaba a vivir”. Y avisa que su lucha no va a terminar “hasta tener justicia”.

También han creado una asociación con el nombre de su hijo para formar en la Prevención de Riesgos Laborales a los jóvenes y evitar que casos como el de su hijo y el de Xavi Cayuela, otro joven de 19 años fallecido también a consecuencia de un accidente con una máquina en abril cuando trabajaba en un fábrica en Cornellà de Llobregat.

EN VÍDEO | Mujer sobrevive milagrosamente cuando un coche entra a su tienda

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente