Vicky Losada, de niña prodigio a capitana de leyenda del Barça

·3 min de lectura

Barcelona, 4 jun (EFE).- El nombre de Vicky Losada (Terrassa, 1991), que dejará el Barcelona a final de temporada, irá siempre vinculado al nacimiento del club azulgrana como una potencia del fútbol femenino, ya que ha encarnado esa eclosión desde que debutara como niña prodigio hasta su marcha como capitana de leyenda.

"Llegué hace 16 temporadas, con 14 años, a los anexos del Miniestadi y absolutamente todo lo que he vivido de 'blaugrana' me ha hecho la persona más feliz del mundo", aseguró la futbolista, emocionada, al anunciar su despedida en rueda de prensa.

La jugadora egarense debutó con el primer equipo del cuadro catalán a las órdenes de Xavi Llorens en la temporada 2006-2007, con solo 15 años, en un curso que acabó en descenso a segunda división y que supuso un antes y un después en el club.

Losada no sufrió las penurias de segunda, refugiada en el Espanyol, pero solo un verano más tarde volvió al Barça para asentarse como uno de los principales referentes de un equipo renacido.

Así, la centrocampista fue clave para la consecución de cuatro títulos de Liga seguidos por parte del Barça, en el periodo de 2011 a 2015, aunque en 2014 tuvo un periplo como jugadora del Western New York Flash de la primera división estadounidense.

La futbolista tuvo otra experiencia en el extranjero en la temporada 2015-2016, en el todopoderoso Arsenal inglés, aunque puso fin a la aventura tras solo un curso para recalar por cuarta vez en las filas azulgranas.

Losada regresó al Barça ya convertida en un icono del club y del fútbol femenino español, con experiencia en Estados Unidos e Inglaterra, dos espejos en los que mirarse para alcanzar un mayor nivel deportivo y financiero.

El desembarco de Losada tardó en dar sus frutos, ya que coincidió con el mayor esplendor del Atlético de Madrid a nivel nacional y con el declive de la etapa de Xavi Llorens en el banquillo catalán, sucedido luego por Fran Sánchez y finalmente por Lluís Cortés.

De la mano de este último, el Barcelona recuperó el trono español y dio el gran salto en Europa, con la llegada a una final de la Liga de Campeones en 2019 y la consecución del título este 2021, tomando el relevo en el cetro continental del Olympique de Lyon.

La Liga de Campeones ganada fue muy especial para Losada, encargada de levantar el primer trofeo continental del Barça como capitana y referente indiscutible del vestuario, pero la temporada ha sido dura para la jugadora de Terrassa pese al triplete.

Como ella misma ha reconocido, su papel dejó de ser el protagonista para pasar a ser una secundaria de lujo, usada normalmente como alternativa desde el banquillo y sin sitio en el once por detrás de Alexia Putellas, Patri Guijarro y Aitana Bonmatí.

"Es muy difícil para mí, pero al final una tiene que saber cuando es el final de un ciclo y sobre todo ser feliz. Quiero disfrutar del fútbol. Y el fútbol no es solo lo que veis los domingos. Quiero disfrutar del día a día y levantarme con ganas de jugar", resumió la capitana, que buscará acomodo en otro gran club europeo.

Losada dejará la que es su "casa" como la segunda jugadora con más partidos en la historia del club azulgrana, con más de 370 y contando hasta el final de la temporada, en un adiós coronado con la primera Liga de Campeones de la historia del club, la reconquista de la Liga y un triplete abrochado con la Copa del Rey. E

Miquel Muñoz

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente