La vida nocturna de Vic, sobrina del Rey Felipe, desata la polémica

Ahora le ha tocado el turno a Victoria Federica. La benjamina de la infanta Elena está en medio de la polémica. Se habla de sus “juergas nocturnas” y se escribe sobre la “vida loca” de la sobrina del Rey. Parece que la prensa ha apuntado su aguijón sobre la hermana de Froilán. Leemos en los diarios que “Los Reyes han tomado medidas drásticas” sobre el comportamiento de Vic, como es conocida la sobrina de Felipe VI. Aseguran en titulares de la prensa que el propio monarca “ha reprendido” a su sobrina. Y en el texto de algunas publicaciones se usa con rapidez el término “escándalos” para referirse a la actitud de la hija de Jaime de Marichalar.

MADRID, SPAIN - JULY 26: Victoria Federica is seen at Adolfo Suárez Barajas Airport on July 26, 2019 in Madrid, Spain. (Photo by Europa Press Entertainment/Europa Press via Getty Images)

Pero, ¿No era su Froilán el díscolo? ¿No era el hermano de Vic quien creaba inquietud? Ahora ya no. Froilán, o Pipe como le llaman sus familiares y amigos,  ha sobrepasado ya la época de “travesuras” o andanzas que preocuparan a su familia, o a la prensa. Pipe está tranquilo. Al parecer, ahora quien podría turbar la tranquilidad palaciega es Vic. Y al parecer hasta el propio Rey Felipe VI habría tomado “cartas en el asunto” para evitar males mayores. El Rey y la infanta Elena podrían haber “tenido más de una discusión telefónica”, a cuenta del comportamiento de Victoria Federica, según publica La Razón. Pero, ¿qué está haciendo Vic para que haya sonado la voz de alarma? Los motivos que recogen los medios de comunicación tienen que ver con salir de fiesta y con noches discotequeras.

POZUELO DE ALARCON, SPAIN - AUGUST 27: Queen Sofia of Spain, Juan Froilan de Marichalar and Victoria Federica de Marichalar is seen leaving Quiron Hospital after visit King Juan Carlos on August 27, 2019 in Pozuelo de Alarcon, Spain. (Photo by Borja B. Hojas/Getty Images)

Y ahora, sin retrasarlo más, recordemos que la muchacha, tiene 19 años. Por mucho que Vic sea la quinta en la línea de sucesión al trono de España, no deja de tener 19 años. Unos espléndidos 19 años. Unos maravillosos 19 años. Y a los 19 años, ir con amigos y amigas a la discoteca suele ser habitual. ¿No estaremos exagerando? Y digo exagerando, porque he llegado a leer cosas como que “la joven estaba manchando la imagen de la Monarquía”. He llegado a leer cosas como que el Rey Felipe podría estar preocupado porque empezaran a proliferar los escándalos en la Familia Real española como ocurre en la monarquía británica. La polémica está servida. Y, a mi modo de ver, la exageración también. Insisto.