Un viaje por mar a través del tacto para 30 invidentes exploradores

·3 min de lectura

A Coruña, 15 jun (EFE).- Una treintena de personas ciegas o con discapacidad visual han hecho este miércoles un viaje por el mar a través del tacto, en el que se han encontrado con numerosas algas, algunos erizos e incluso un tiburón.

Conocer el mar y sus secretos es un reto para la humanidad, pero también es una actividad con la que empiezan los niños desde que conocen las playas, en las rocas, y en especial en momentos de marea baja donde pueden encontrar un sinfín de elementos acuáticos muy llamativos.

Para las personas ciegas o con discapacidad visual esa actividad, muy común para otros, es un auténtico reto, pues incluso ya de adultas desconocen muchos de los animales o las algas que pueblan las costas y los océanos.

La jefa de Servicios Sociales de la ONCE en Galicia, Dolores Venancio, ha explicado en declaraciones a Efe que, frente a esa situación, su entidad junto con la sede coruñesa del Instituto Español de Oceanografía plantea una actividad de "conocimiento, integración e inclusión".

"Contamos con treinta personas, de todas las edades, que pueden tocar distintos tipos de redes, de fauna marina, de relieves del litoral. Elementos como un alga, un erizo o hasta el diente de un tiburón", ha detallado.

Para estas personas una actividad así es fundamental para poder conocer su entorno, la biodiversidad de una ciudad como A Coruña, que está rodeada de mar, y que muchas de las participantes no han podido ver nunca.

Urbano Autón, del Oceanográfico, ha incidido en la importancia de contar en la ciudad con uno de los nueve centros costeros de la entidad, pues gracias a eso es posible realizar, por primera vez, una actividad para invidentes de este estilo.

"Traemos material para tocar más que para ver. Son algas, conchas e incluso la mandíbula de un tiburón. Debemos hacer de esto una experiencia táctil y conseguir traer el mar hacia el invidente", ha resumido.

Los participantes, acompañados por familiares, bastones o perros guía según el caso, se han animado a conocer todos los elementos preparados para ellos, a tocarlos mientras los explicaban los científicos y a explorar sus detalles, con preguntas continuas sobre sus singularidades.

Es, en definitiva, un viaje por mar para personas que son completamente ciegas o que tienen algún tipo de discapacidad visual que solo les permite conocer el medio marino a través del tacto.

La actividad cuenta también con una parte divulgativa en la que los profesionales del Oceanográfico, encabezados por su directora, Luz García, explican el proyecto Oceánicas.

"Es un proyecto que busca poner en valor la labor de las mujeres investigadoras. En nuestra plantilla hay muchísimas mujeres, que son desde técnicas a investigadoras", ha explicado Autón.

La iniciativa está desarrollada por el Instituto Español de Oceanografía con la colaboración de la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología del Ministerio de Ciencia e Innovación.

Con la actividad también se ha hecho la puesta de largo del cupón de la ONCE dedicado a las mujeres y su papel en la oceanografía, cuyo sorteo será el próximo 20 de junio.

"Oceánicas: la mujer y la oceanografía" es el título del boleto que persigue un objetivo similar al del proyecto, que es el de poner en valor el papel femenino en este campo.

Durante la jornada, además, del muestreo biológico, también se ha planteado una aproximación a las metodologías de estudio del Oceanográfico y se ha hablado sobre su papel y su actividad para entender su trascendencia en una ciudad como A Coruña.

Miguel Álvarez

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente