El viaje de Aymée Nuviola por la música cubana también tiene imágenes

1 / 2
La cantautora cubana Aymée Nuviola posa para Efe durante una entrevista el pasado 6 de noviembre, en Miami, Florida (EE.UU.). EFE/Alicia Civita

Miami, 22 nov (EFE).- La artista cubana Aymée Nuviola, nominada a los Grammy en 2020, lanzará en enero un documental que acompaña a su disco "A Journey Through Cuban Music" y muestra "las maravillas" y "momentos históricos" que vivió en sus conversaciones con algunas de las grandes figuras de la música de Cuba.

"Decidimos dejar un testimonio visual de cuando recorrí la isla de Cuba porque estaba grabando el disco", dijo Nuviola en una entrevista con Efe en Miami.

"No pudimos abarcar todo el territorio de mi país, pero sí fuimos a los lugares que fueron cuna de algunos de los géneros más representativos de nuestra música, como es el caso de Santiago de Cuba, Guantánamo, de Pinar del Río, la misma Habana, Matanzas...", explicó.

Además, lograron capturar pequeñas joyas históricas, en este caso referido al armónico, un híbrido del tres y la guitarra, con la adición de una séptima cuerda en el medio, que fue creado por Compay Segundo (1907-2003).

Nuviola conversó con Félix Martínez Montero, el músico que tocaba el armónico después de la muerte de Compay, quien hasta le hizo una demostración.

"Nos enteramos que después de filmar el documental el señor murió, o sea que es posible que sea la última vez que se escuche ese instrumento", indicó.

La cantautora, instrumentista, productora y actriz, conocida con el apodo "La sonera de América", pensaba sacar el documental poco después del lanzamiento del disco, que salió al mercado en mayo de este año, pero una combinación agridulce ha hecho que se postergue hasta enero.

Además de desafíos de posproducción, "por la gran cantidad de material que recopilamos, entre otras cosas", ha estado el éxito del disco.

"A Journey Through Cuban Music" le valió a Nuviola una nominación a los Latin Grammy de este año y otra al Grammy de 2020. A esto se ha sumado una gira por Europa y Japón y otras contrataciones.

Material del documental al que tuvo acceso Efe muestra a Nuviola compartiendo con algunas de las "vacas sagradas" de la música cubana como Omara Portuondo, la vocalista del icónico Buena Vista Social Club, el Septeto Santiaguero y los pianistas Chucho Valdés y Gonzalo Rubalcaba, entre otros.

"Fuimos también a la casa de luthiers que hacen maracas, shekerés, ellos nos contaron sobre el proceso de cómo se fabrican, de dónde sacan el material y ese tipo de cosas", señaló.

"Además conversamos con personas cercanas, parientes, amigos o colaboradores, de algunos de los compositores más importantes de la música cubana", entre los que se encuentran Compay Segundo, Gonzalo Asencio, Ignacio Piñeiro, Osvaldo Farré y Moisés Simons.

Entre los géneros explorados están la guajira, la rumba, la conga, el chachachá, el son, la guaracha, el changüí y el bolero.

"Lo que hicimos fue tratar de dar una idea. No es didáctico sobre la música cubana, sino para darle (a la gente) nuestras vivencias, con un poquito de explicación. Pero más que nada son cosas que vienen del corazón y creo que a la gente le va a encantar", expresó.

Nuviola fue recibida con puertas abiertas por los involucrados de alguna forma en la creación e interpretación de canciones tan emblemáticas de Cuba como "Chan Chan", "El Manisero", "Lágrimas negras", "Somos cubanos" y "Yo soy el punto cubano".

Después de todo, la artista es para muchos como familia. Nuviola nació en una familia de artistas y se formó en el Conservatorio Manuel Saumell de la Habana.

A los 9 años ya había formado un dueto con su hermana Lourdes y hoy en día es considerada una de las madres del género afrocubano de la timba feroz.

Además, su actuación como protagonista de la seria de televisión "Celia" (2015), basada en la vida de Celia Cruz, la convirtió en una de las actrices cubanas más reconocidas a nivel mundial.

Uno de las partes más poderosas del documental es la grabación del tema "Ese atrevimiento", de Ricardo Díaz Fresneda, y hecho famoso por Óscar Valdés e Irakere.

En esta nueva versión, Nuviola colaboró justamente con el padre de Irakere, el jazzista Chucho Valdés, y Los Muñequitos de Matanzas.