Viajar con perro: 14 lugares de España para disfrutar a lo grande

·8 min de lectura
Perro asomado por la ventana de un coche. (Photo: Peter Cade via Getty Images)
Perro asomado por la ventana de un coche. (Photo: Peter Cade via Getty Images)

Perro asomado por la ventana de un coche. (Photo: Peter Cade via Getty Images)

Para los dueños de mascotas, las vacaciones se convierten en muchas ocasiones en un auténtico rompecabezas. Las opciones para viajar con perro o gato no siempre están disponibles y el dejarlo en un hotel o una residencia canina no es una opción para todos.

Sin embargo, pese a que queda mucho por hacer, el turismo cada vez se está adaptando más a lo que se conoce como ser dogfriendly, es decir, adaptarse a que los dueños de mascotas acudan con ellos a hoteles, restaurantes, monumentos o lugares de interés.

Para ayudar a encontrar lugares que visitar, alojamientos o simplemente playas a las que acudir con animales de compañía durante las vacaciones, el periodista Pablo Muñoz Gabilondo —conocido por las visitas con su mascota Pipper en internet como Pipper on tour— ha recopilado en el libro España con perro: 200 planes con tu mejor amigo (Geoplaneta) un desglose por provincias de sitios, playas y monumentos dog friendly.

Estos son algunos de ellos:

Espacios naturales

Urdaibai (Vizcaya)

A pesar de lo que se pudiera pensar, no todos los espacios naturales ni reservas permiten la entrada de perros. Dentro del libro destacan algunos como la Reserva de la Biosfera de Urdaibai (Vizcaya), donde se encuentra San Juan de Gaztelugatxe —para los amantes de Juego de Tronos, el Castillo de Rocadragón— y la localidad surfera de Mundaka, donde señalan que tienen un área cerca de la ermita de Santa Katalina para que los canes estén sueltos. Dentro de este espacio se encuentra también Gernika-Lumo, con el Parque de los Pueblos de Europa, del que recomiendan pasear por la zona norte, en la que se sitúan las esculturas de gigantes de Henry Moore y Eduardo Chillida.

El Torcal de Antequera (Málaga)

En el libro destacan que la localidad malagueña está siendo una de las que más esfuerzos está haciendo porque los perros sean bienvenidos con el distintivo “mascotas bienvenidas” que se puede encontrar tanto en restaurantes como en lugares de interés como el Museo de la ciudad y la Alcazaba. Además, cuenta con el Parque de los perros ilustres en el que figuran numerosos canes reconocidos tanto de la vida real —de salvamento o de la Guardia Civil, o el propio Pipper— como de ficción —como Snoopy o Hachiko—.

De los espacios que recomiendan dentro de la localidad, destaca el Torcal de Antequera, aunque señalan que si se va con perro lo más recomendable es madrugar para poder aparcar, ya que una vez que se cierra el parking las opciones de acceso son una ruta de 3,6km por terreno pedregoso o el autobús de subida que tiene espacio limitado en bodega para los animales.

El río Sarela y el Bosque de Galicia (A Coruña)

Para los que viajen a Galicia, en el entorno de Santiago de Compostela, Muñoz destaca el paseo por el Bosque de Galicia, un espacio de 34 hectáreas de castaños, robles y abedules con lago desde donde observar la ciudad. También recomiendan un paseo por la orilla del río Sarela, en cuyo trayecto hay un bosque donde el perro puede pasear libremente entre sus puentes, acequias, canales y molinos.

Alcornocales (Cádiz)

El Parque Natural de los Alcoronocales, conocido como el mayor alcornocal de España, entre las provincias de Cádiz y Málaga es otra opción perfecta para pasear con perro, aunque en este caso deberá ir con correa y, si pesa más de 20kg, deberá llevar bozal tal y como marca la directiva andaluza. Allí recomiendan hacer algunas rutas como la senda del río Majaceite que une Benamahoma y El Bosque mediante un camino de 5km plagado de naturaleza.

Hoces del Duratón (Segovia)

Este es uno de los parques naturales de la provincia que permiten que el animal esté suelto siempre que esté controlado y obedezca a tus órdenes. Pasear por los cañones y observar el cauce del río Duratón es una buena opción para hacer con los animales. Además, en Sepúlveda, los canes educados son bienvenidos en la antigua cárcel y el Museo de los Fueros, ubicado en la antigua Iglesia de San Justo y San Pastor.

Playas para darse un remojón

Las playas caninas son una opción cada vez más frecuente en las vacaciones de los dueños de animales. Esto se debe en buena parte a que la mayoría de las playas permiten que los animales acudan a la playa fuera de los meses de temporada alta. 

Sin embargo, hay otras playas llamadas “caninas” que permiten estar con perros durante el verano e incluso algunas ofrecen instalaciones pensadas para estas mascotas, aunque para los especialistas el gran porcentaje de estos arenales son pedregosos, sucios y no son especialmente aptos.

En el libro recomiendan algunas que sí que se adaptan a los canes en cuanto a lo que infraestructura se refiere o tienen una calidad mayor de arenales y aguas. 

Playa de la Rubina (Girona)

Esta es una de las primeras de España que admiten perros. Ubicada junto al espigón del Parque Natural dels Aiguamolls de l’Empordà la califican como una “playa salvaje de arena fina y aguas cristalinas” en la que está permitido el baño tanto de animales como de personas. Además si se elige el Camping Castell Mar, totalmente pet friendly, se cuenta con una ducha canina en los accesos a la playa.

Playa del Puntal (Cantabria, Somo)

Es una de las más populares de España para los dueños de perros, aunque hay que coger un barco que una Santander con esta playa este es apto para animales. El arenal canino está junto a las dunas y se trata de una playa de arena fina por la que pueden correr libres los animales, además no suele tener oleaje por lo que el baño es seguro. Eso sí hay que tener en cuenta que si hay pleamar no se puede acceder a la playa.

Punta Corveira (Barreiros, Lugo)

Esta playa ubicada a 2km de la playa de As Catedrais es una de las más recomendables de Galicia y de España para ir con can. Se ubica en la playa de Lóngara tras el acantilado y hacia el este. Tampoco es accesible con marea alta, por lo que hay que prever la visita, pero la arena dorada con las rocas que emergen de la tierra así como sus aguas tranquilas —se recomienda el baño en la orilla— la hacen una opción perfecta.

Playa El Pinillo (Marbella)

Ubicada al este de Marbella, Muñoz la califica como una de las mejores playas caninas de España y, aunque avisa que aparcar puede ser difícil, se tarda 30 minutos andando desde la ciudad. Se trata de una playa de arena fina con algunas piedras y duchas para perros.

Museos y monumentos dogfriendly

Casa Batlló (Barcelona)

Aunque el acceso a los parques de la ciudad condal con perro, tal y como apuntan en el libro, está cada vez más restringidos sí que se permite la visita a varios monumentos. Es el caso de la Casa Batlló, donde se permite un animal por persona de cualquier tamaño, educado, siempre atado y bajo vigilancia de su dueño.

Poble Espanyol (Barcelona)

Este conjunto monumental, una de las mayores atracciones turísticas de la ciudad, también es considerado pet friendly. Dentro del conjunto que recrea la arquitectura de toda España, también pueden acceder a la Fundación Fran Daurel, donde hay obras originales de Miró, Dalí o Picasso, eso sí siempre atados.

Conjunto Patrimonial y Arqueológico de Bujaco (Cáceres)

Situado en el centro de la ciudad, la Torre de Bujaco y la muralla son los emblemas de esta localidad extremeña, ambos permiten el paseo por su interior de perros educados y atados. Lo mismo sucede con el palacio de Carvajal, con la Casa Museo Árabe Yusuf Al-Burch o con el Baluarte de los Pozos, una torre almohade del siglo XII que abastecía de agua la ciudad en caso de asedio.

Molinos de Campo de Criptana (Ciudad Real)

Estos molinos que sirvieron de inspiración a Cervantes para El Quijote también son un enclave perfecto para visitar con mascota. Concretamente, de los tres molinos: Infanto, Burleta y Sardinero, permiten la visita guiada por el interior a Infanto y Burleta.

Fundación Canal (Madrid)

Para los que quieran hacer un plan cultural en la capital con su mascota, cabe recordar que la Fundación Canal es uno de los espacios que permite la visita con perro. Visitar sus exposiciones es posible con canes educados y siempre atados junto a su dueño.

Museo automovilístico y de la moda (Málaga)

Este museo ubicado junto al Museo Ruso —donde no se permiten mascotas— es una opción para disfrutar de la oferta cultural de la ciudad, donde no se permite la entrada con animales en el resto de museos. La entrada siempre debe ser atado y bajo la vigilancia de su dueño.

Restaurantes y hoteles

En el caso de los restaurantes dog friendly, en el libro recuerdan que los establecimientos de hostelería deciden si los animales pueden entrar o no y en qué condiciones hacerlo. Recuerdan, por ejemplo, que los restaurantes que tienen la cocina abierta o integrada no permiten nunca la entrada a los animales.

Con los hoteles sucede algo similar y Muñoz recomienda preguntar al establecimiento si permite perros de cualquier tamaño, qué ocurre en el caso de los PPP (perros potencialmente peligrosos), si las habitaciones están equipadas con cama y/o bebedero, si cobran suplemento por noche y animal, si hay que realizar un depósito o si el animal puede estar solo en la habitación.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente