Los Verdes franceses investigan a su líder por sospechas de posible violencia machista

·2 min de lectura

París, 20 sep (EFE).- Los Verdes franceses anunciaron este martes que han abierto una investigación por un posible caso de violencia machista a su líder, el diputado Julien Bayou, quien ha decidido retirarse temporalmente de su puesto como copresidente del partido en la Asamblea Nacional.

Es un nuevo caso que sacude a la izquierda francesa después de que el número dos de La Francia Insumisa (LFI) de Jean-Luc Mélenchon, Adrien Quatennens, dimitiese el domingo de sus funciones de la formación tras reconocer violentas disputas con su mujer, con la que está en vías de divorciarse.

En ese affaire, menos claro por ahora que el de Quatennens, que reconoció haber dado una bofetada a su mujer, Bayou, de 42 años, ha sido señalado por su compañera de partido y diputada de la corriente ecofeminista Sandrine Rousseau, que hizo público el testimonio que ella misma recogió de una exnovia del todavía líder de los Verdes.

"Hay comportamientos que son susceptibles a dañar la salud mental de las mujeres", dijo en el canal France 5 Rosseau, sin más precisiones sobre el presunto mal comportamiento de Bayou con su antigua pareja.

Aunque la Justicia no ha abierto una investigación, los Verdes han decidido hacer la suya internamente. Entre tanto, Bayou se ha apartado de la copresidencia de su grupo en la Asamblea, aunque seguirá como secretario nacional de la formación al menos hasta el próximo congreso del partido en diciembre.

Los Verdes lograron buenos resultados en las europeas de 2019 -fue el tercer partido más votado- y en las municipales de 2020, cuando consiguieron las alcaldías en grandes ciudades como Lyon, Burdeos, Estrasburgo o Grenoble.

Este año, sin embargo, las presidenciales fueron un fiasco para su candidato, Yannick Jadot, que solo consiguió el 4,6 % de los sufragios y en las legislativas de junio obtuvieron 23 diputados en una Asamblea Nacional con 577 escaños.

(c) Agencia EFE