¿De verdad hay que dejar de tomar lácteos para tener la piel más bonita?

·4 min de lectura
(Photo: SARAYUTH PUNNASURIYAPORN / EYEEM VIA GETTY IMAGES)
(Photo: SARAYUTH PUNNASURIYAPORN / EYEEM VIA GETTY IMAGES)

(Photo: SARAYUTH PUNNASURIYAPORN / EYEEM VIA GETTY IMAGES)

Generalmente, los lácteos se asocian a unos huesos sanos y fuertes. Sin embargo, para algunas personas, los lácteos (sobre todo la leche) también están estrechamente asociados con el acné. Pero, ¿en qué medida influyen nuestros hábitos alimenticios en nuestra piel?

La doctora Cheri Frey, profesora adjunta de Dermatología en la Universidad de Howard, comenta que “nadie duda que lo que comemos afecta al hígado o a los riñones”, así que ¿por qué dudar de si afecta a la piel?”.

“La piel es un órgano. De hecho, es el órgano más grande del cuerpo, así que sí, lo que consumimos influye en su salud”, explica.

En otras palabras, ese vaso de leche puede afectar a tu cutis. Sigue leyendo para conocer la opinión de los expertos sobre el impacto de la leche y los lácteos en tu piel.

¿De verdad influye la leche en los brotes de acné?

La respuesta corta es que sí, pero no se conoce del todo su alcance por varias razones.

“Uno de los problemas que tenemos con los alimentos, en general, es que ese tipo de investigación es imposible de realizar a escala general en toda la población”, señala Frey. Además, cada persona procesa los alimentos de forma diferente.

No obstante, pese a que los datos son limitados, hay suficientes estudios que muestran una correlación entre el consumo de leche y los brotes de acné.

Tampoco vayas a preocuparte ahora si te gusta tomarte un vaso de leche de vez en cuando, previene la doctora Susan Massick, profesora de Dermatología en la Universidad Estatal de Ohio. “Se trata más bien del consumo diario abundante de productos lácteos”, aclara.

Las hormonas de la leche suelen ser las más señaladas

Según Massick, no se conoce al 100% la relación entre el acné y la leche, pero algunas personas creen, y algunos estudios lo demuestran, que las hormonas de la leche de vaca provocan los brotes de acné.

“La leche de vaca puede contener hormonas naturales, un factor de crecimiento similar a la insulina (IGF-1) y hormonas de crecimiento sintéticas utilizadas por algunos ganaderos para aumentar la producción de leche”, sostiene Massick.

Frey señala que la mayor parte del acné es de origen hormonal (por eso el acné comienza alrededor de la pubertad), lo que incide en la posible conexión entre las hormonas de la leche y los brotes de acné.

No todos los lácteos se asocian a brotes de acné

Para los amantes de los lácteos, todo esto suena a mala noticia. Pero, según Frey y Massick, también hay buenas noticias: no todos los productos lácteos provocan acné.

“Los brotes de acné provocados por los lácteos tienden a deberse a la leche de vaca, mientras que otros derivados lácteos, como el yogur o el queso, no se asocian a un aumento de los brotes”, comenta Massick.

En el caso del yogur, esto puede deberse al proceso de fermentación. Un estudio descubrió que los productos lácteos fermentados tienen niveles más bajos de la hormona natural IGF-1.

Así que sí, puedes seguir desayunando yogures sin miedo a que te salga un grano.

(Photo: COOK SHOOTS FOOD VIA GETTY IMAGES/ISTOCKPHOTO)
(Photo: COOK SHOOTS FOOD VIA GETTY IMAGES/ISTOCKPHOTO)

(Photo: COOK SHOOTS FOOD VIA GETTY IMAGES/ISTOCKPHOTO)

Los lácteos son sanos y están repletos de nutrientes

Tampoco se trata de suprimir por completo la leche solo por tener la piel más bonita.

“Los lácteos son una fuente muy importante de calcio y vitamina D, elementos cruciales para la salud ósea a cualquier edad”, afirma Massick.

Para las mujeres, en particular, es aún más importante priorizar la salud ósea para prevenir la osteoporosis.

La leche también es estupenda para el desarrollo de la masa ósea en los niños y adolescentes en crecimiento, afirma WebMD.

Sin embargo, hay otras formas de obtener tanto o casi tanto calcio a través de fuentes vegetales.

Según la Clínica Cleveland, la bebida de almendras y de soja enriquecida con calcio también son buenas opciones, así como las verduras de hoja oscura, como la berza, las legumbres y los zumos enriquecidos con calcio.

Dejar de tomar lácteos no va a hacer que tu acné desaparezca

Frey advierte que no ha visto a nadie curar totalmente su acné solo eliminando los lácteos de su dieta. “Los lácteos pueden ser un agravante, pero no son la única causa del acné”, recalca.

Además, Frey comenta que eliminar los lácteos no va a provocar resultados instantáneos. “Van a pasar 6, 8 o 10 semanas hasta que realmente notes los efectos”.

Si quieres tener un cutis más suave y liso, hay formas de conseguirlo que no dependen de la leche.

“Hay muchos tratamientos para el acné, tanto tópicos como orales”, afirma Massick. Lo mejor es acudir a un dermatólogo para comentar las alternativas.

Aunque la leche suele asociarse a los brotes de acné, sigue siendo una forma sencilla de mantener los huesos fuertes. Por eso es tan importante encontrar alternativas a la leche, al igual que hablar con el dermatólogo sobre cualquier problema de piel que tengas.

Este artículo fue publicado originalmente en el ‘HuffPost’ Reino Unido y ha sido traducido del inglés por Daniel Templeman Sauco.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: