La ventaja de Lula sobre Bolsonaro se reduce a 13 puntos en Brasil, según encuesta

·2 min de lectura
MICHAEL DANTAS AFP

El expresidente Luiz Inácio Lula da Silva vio reducirse a 13 puntos su ventaja en intención de voto sobre Jair Bolsonaro cuando falta un mes para la elección brasileña, incrementando las chances de una balotaje entre ambos, según un sondeo divulgado el 1 de septiembre.

El líder izquierdista, de 76 años, mantiene 45% de intenciones de voto, habiendo perdido 2 puntos para los comicios del 2 de octubre, frente a los estables 32% del presidente de ultraderecha, de acuerdo con un nuevo sondeo de la consultora Datafolha.

En la encuesta anterior, publicada el 18 de agosto, la brecha en el apoyo de ambos candidatos era de 15 puntos porcentuales. Lula tenía un 47% frente al mismo 32% de intenciones de voto de Bolsonaro.

Se trató de la primera encuesta tras el primer debate presidencial del domingo, en el que Lula y Bolsonaro intercambiaron duras acusaciones y, según analistas, ambos mostraron flaquezas.

Lula y Bolsonaro siguen concentrando la atención del pleito más polarizado en décadas, lejos del resto de candidatos.

La fuga de apoyos del líder del Partido de los Trabajadores (PT) favoreció al centroizquierdista Ciro Gomes, quien creció de 7% a 9% en intenciones de voto, y ocupa el tercer lugar. Así como a la senadora y candidata del centrista Movimiento Democrático Brasileiro (MDB), Simone Tebet, quien ganó 3 puntos hasta 5%.

La candidata del MDB, cuarta en la carrera al Palacio presidencial de Planalto, fue según una encuesta cualitativa de la misma consultora la "ganadora" del debate, mostrando firmeza en críticas que alcanzaron tanto a Lula como a Bolsonaro.

El Gobierno de Bolsonaro aumentó desde el mes pasado las ayudas sociales de 400 a 600 reales (unos 110 dólares) mensuales del programa Auxilio Brasil, antiguo Bolsa Familia creado por Lula, para 20,2 millones de familias vulnerables. Entre otras iniciativas como transferencias a camioneros.

Además, bajó impuestos a los combustibles con lo que logró reducir los precios, que treparon con fuerza en el último año, muy por encima de la inflación (10,07% en 12 meses a julio).

Sin embargo, Bolsonaro volvió a mostrar un estancamiento en sus intenciones de voto, frustrando la expectativa de su equipo de campaña de un despegue en los sondeos gracias a las medidas de alivio económico al bolsillo de los brasileños.

Con la disminución de la ventaja de Lula, el expresidente izquierdista aparece con menos posibilidades de ganar la elección en primera vuelta, con el 48% de los votos válidos (excluyendo los blancos y nulos) contra 34% de Bolsonaro.

En un eventual balotaje, el 30 de octubre, el izquierdista superaría al actual presidente por 53% contra 38%, según Datafolha.

Datafolha entrevistó a 5.734 personas entre el 30 de agosto y este jueves en 285 ciudades brasileñas y sus resultados incluyen un margen de error de +/- 2 puntos.