Se venga de una compañera de trabajo de su pareja falseando su declaración del IRPF

·3 min de lectura

Un hombre, detenido hace unos días en Valladolid, está acusado de haber presentado una declaración complementaria de la Renta con resultado ‘a pagar’ sin el consentimiento de la afectada, que se enteró al recibir el cargo. Según publica El Norte de Castilla, este habría actuado así para vengarse de ella, compañera de trabajo de su pareja sentimental, que había tenido algún tipo de problema con la denunciante.

La mujer se dio cuenta de lo sucedido cuando recibió el cargo de más de 4.000 euros por una declaración complementaria de 2020 que ella no había presentado ni autorizado. (Foto: Cezaro De Luca/Europa Press via Getty Images)
La mujer se dio cuenta de lo sucedido cuando recibió el cargo de más de 4.000 euros por una declaración complementaria de 2020 que ella no había presentado ni autorizado. (Foto: Cezaro De Luca/Europa Press via Getty Images)

Los hechos ocurrieron el pasado verano, cuando la afectada recibió un cargo de 4.495 euros como resultado de la presentación de una declaración del IRPF complementaria presentada sin su conocimiento referente al ejercicio fiscal de 2020. La mujer, en Almería, denunció lo ocurrido informando a las autoridades de que ella no había tramitado esa declaración y que alguien lo había hecho en su nombre sin su permiso.

La declaración fue presentada por vía telemática y los investigadores determinaron que se había llevado a cabo desde Castilla y León. El Grupo de Investigación Tecnológica (GIT) de la Comisaría Provincial de Valladolid comenzó con sus pesquisas y decubrieron que la presentación se había realizado desde un organismo público. Revisaron todas las entradas y registros del día en el que fue presentada la documentación y llegaron a la conclusión de que quien la había presentado lo había podido hacer porque ya había hecho es trámite antes para la denunciante y tenía sus datos.

La presentación del formulario se hizo desde Palencia, según menciona el citado medio local, y su autor fue detenido el pasado 26 de abril, aunque ha sido ahora cuando se ha publicado la noticia. Preguntado por lo ocurrido, ha reconocido que fue él quien presentó la declaración fraudulenta, pero que fue un “error”.

Actualmente se encuentra en libertad con cargos tras ser detenido en Valladolid y se enfrenta a una posible acusación por un un delito de acceso ilegal informático y falsedad en documento público. Este caso, en el que la venganza sería la motivación principal del autor del fraude según El Norte de Castilla, nada tiene que ver con el que acaparó titulares hace cuatro años.

En febrero de 2018, como recogía El Confidencial, un funcionario de la Agencia Tributaria que respondía a las iniciales de L. R. G. fue condenado a dos años de prisión y la prohibición de ocupar un cargo público durante ocho años tras admitir haber cometido un delito de falsedad documental y otro de actividades prohibidas a los funcionarios.

Entre 2008 y 2011 el condenado había estado falseando el IRPF de familiares y amigos (alrededor de un centenar) ayudándoles a defraudar en su declaración. Se dio de alta como colaborador social para actuar en su nombre y a cambio pedía una contraprestación económica. Según El Confidencial, en el tiempo que llevó a cabo esta actividad defraudó cerca de medio millón de euros.

EN VÍDEO | La bajada del precio de la luz y de los carburantes modera el IPC al 8,4%

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente