Venezuela tiene un hospital de peluches que les da una segunda oportunidad sin igual

Como a cualquier otro hospital, a este de Caracas llegan cada día numerosos pacientes a los que atender. Sin embargo, aquí no son personas las que requieren cuidados, sino que se encargan de curar a muñecos de peluche y a otros juguetes. Un total de 40 personas trabajan de forma voluntaria en este centro de la capital de Venezuela.

El Hospital de Peluches, como se llama la institución, fue fundado en 2017 y, desde entonces, ya han reparado más de 30.000 muñecos. Sus dueños los llevan a este curioso centro cuando dejan de usarlos o tienen algún desperfecto y, después de arreglarlos, son entregados a escuelas o a asociaciones de barrios pobres de la capital venezolana para que lleguen a niños en situación de vulnerabilidad.

La fundadora del centro Lilian Gluck dice que, en un país en el que el 76% de la población vive en una situación de extrema pobreza, su labor es de vital necesidad y se siente orgullosa de ayudar a los niños desfavorecidos de Caracas.

Más historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente