Los venezolanos temen perder sus ahorros en divisas por el impuesto del 3% a las monedas extranjeras

·1 min de lectura

Venezuela grava todas las transacciones en moneda extranjera y digital para incentivar el uso del bolívar. La moneda nacional está de capa caída tras años de flujo de dólares estadounidenses en el país, y el Gobierno estableció hace tres meses este nuevo impuesto del 3% que ya empieza a tener efecto.

Muchas empresas se quejan de que la medida es un revés para la reciente estabilización del precio del dólar y la disminución de la inflación.

Iván Rocha, propietario de una tienda, explica que "durante casi seis meses sucedió algo que no había ocurrido en casi 15 años, el dólar se estabilizó, y no por un control de cambio, sino naturalmente por el flujo de dólares en el país. Ahora, con el nuevo impuesto del 3%, volvemos a lo mismo. Ya estamos viendo que el dólar empieza a subir. Hay demasiados bolívares (moneda local) en la calle. Volvemos a lo mismo, la gente sigue sin confiar en el bolívar".

"La gente quiere divisas porque todas las empresas quieren divisas. Yo quiero divisas, y no soy un gran distribuidor ni nada parecido. Pero quiero comprar divisas para ahorrarlas, para comprar cosas en el extranjero, no sé, o tal vez para irme (del país) algún día, pero ellos (el gobierno) las están dejando caer, y todo está retrocediendo de nuevo", dice Rim Hassan, empresaria.

La economía venezolana sigue siendo muy vulnerable, advierten los expertos, tras un largo y agresivo ciclo inflacionario y ocho años de contracción de la economía, una de las peores de América Latina.

Y a la incertudumbre de la población se suma ahora el temor a perder la capacidad de ahorro en divisas si el tipo de cambio sigue subiendo.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente