Venecia toma medidas para conservar su patrimonio y mantener el turismo

·2 min de lectura

La ciudad italiana está pensando en pedirle a los más de 20 millones de turistas que recibe cada año que reserven y paguen una entrada antes de llegar. Esto hace parte del replanteamiento del modelo de desarrollo de Venecia, luego de las pérdidas económicas que padeció durante la pandemia del Covid-19.

Este año, Venecia conmemora los 1.600 años de su fundación. Un aniversario que se celebra en un contexto particularmente delicado. La Serenísima, como se le conoce, es una de las ciudades italianas más afectadas económicamente por la crisis sanitaria. Por años, la ciudad basó su economía en el turismo de masa, el mismo que se esfumó de la noche a la mañana cuando la pandemia forzó el cierre de países enteros incluido Italia.

Paseando por el centro de la Serenísima, se descubre una ciudad casi irreconocible con sus canales vacíos y muchas góndolas turísticas inutilizadas.

La situación ha desencadenado una toma de conciencia en Venecia, que ahora está replanteando su modelo de desarrollo con un objetivo: evitar los excesos del turismo masivo. “Queremos evitar los tumultos”, le dice a France 24 Luigi Brugnaro, el alcalde de Venecia. “Pensamos que la solución sea a través de un sistema de reservas: quien quiera venir a visitar Venecia podrá venir, pero reservando antes”, agrega.

Para poder hacerlo, la Alcaldía prevé el pago de un tiquete de entrada a la ciudad a partir del próximo año. El tiquete costará 3 euros en los días de menos afluencia turística.

Pero en Venecia, el anuncio ha desatado intensas polémicas. “¡Ninguna ciudad puede encerrarse y pedir un tiquete de entrada! No somos un museo ni un parque de atracciones”, explicó una habitante. Mientras que otro considera que la medida es “necesaria porque hay que proteger el patrimonio”.

Venecia recibe cada año 28 millones de turistas, algunos de los cuales llegan en cruceros. Hasta hace pocas semanas, estos barcos pasaban delante de la plaza de San Marcos en pleno centro. Algo que el gobierno italiano prohibió siguiendo las recomendaciones de la Unesco, para evitar que sea incluida en la lista de los Patrimonios Mundiales de la Humanidad que están en peligro.

Con esta y las demás medidas, Venecia aspira a dar su primer paso hacia la metamorfosis para conservarse.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente