Venden un perro en China por 2 millones de dólares

Un mastín tibetano fue vendido en China por cerca de dos millones de dólares, lo que podría convertirlo en uno de los perros más caros del mundo, indicó este miércoles la prensa china.

El comprador, un rico promotor inmobiliario, pagó 12 millones de yuanes (1,9 millones de dólares) para adquirir este animal de un año de edad y 90 kilos en una feria canina en la provincia de Zhejiang, indicó el periódico vespertino de Qianjiang.

Los mastines tibetanos, también conocidos como dogos del Tíbet, se comparan con frecuencia a los leones por su impresionante melena de colores rojizos y son la última moda entre los millonarios chinos, convertidos en símbolo de status social.

El precio de estos animales se ha disparado en los últimos años, en muchos casos superando el millón de euros.

"Tienen sangre de león y son la flor y nata de los machos reproductores en la familia de los mastines", explicó el criador del perro, Zhang Gengyun, al periódico de Qianjiang.

Esta raza, que en algunos casos puede ser agresiva, se adapta a las condiciones climáticas extremas y a la altitud y tradicionalmente ha sido muy apreciada por los pastores nómadas de Asia Central.

Por su parte los propietarios los consideran como buenos perros guardianes y muy fieles.