Qué son los ‘vehículos zombis’ y cuál es el peligro que suponen en las carreteras españolas

M. J. Arias
·3 min de lectura

Un estudio realizado por Línea Directa sobre el parque automovilístico español asegura que, según datos de la DGT de 2019 (los últimos actualizados a la hora de elaborar el informe), en España existen un total de 34,43 millones de vehículos, pero solo 31,66 millones de pólizas. Eso quiere decir que hay 2,66 millones de vehículos sin seguro. Y esos son los conocidos como 'zombis' y suponen un riesgo serio a tener en cuenta.

Se conoce como 'vehículos zombis' a los que siguen circulando sin seguro. (Foto: Getty Images)
Se conoce como 'vehículos zombis' a los que siguen circulando sin seguro. (Foto: Getty Images)

El nombre de zombis les viene dado por el hecho de que se trata de que son vehículos dados por muertos (sin uso), pero que en realidad siguen circulando por las carreteras sin seguro. El estudio realizado por la citada asegurado afirma que en la última década se han producido más de 300.000 accidente en los que un vehículo de este tipo se ha visto involucrado. En cuanto a multas impuestas, la cifra anual media es de en torno a 130.000 casos. Para hacerse una idea de lo que eso supone, sería el doble de las sanciones por conducir bajo los efecto del alcohol o las drogas.

Los expertos consultados por Línea Directa señalan las complicaciones añadidas cuando se tiene un accidente conduciendo un coche, una furgoneta, un camión, una moto o cualquier otro vehículo zombi. “Tener un accidente con un coche zombi es una fuente de problemas: tienen resoluciones más lentas, existe el doble de posibilidades de que se produzcan lesiones y suelen registrar un coste más elevado”, advierten.

La norma obliga a que todo vehículo en circulación cuente con un seguro al corriente de pago. Darlo de baja, si no se va a usar y está aparcado en un garaje, es una práctica legal. Pero en cuando echa a andar, el seguro pasa a ser obligatorio sin importar si es solo para un día o una hora. En circulación hay que llevar seguro en vigor. Hay que darlo de alta antes de encender la llave de contacto.

De no hacerlo y ser detectado, la sanción puede ir de los 600 euros hasta los 3.000 euros, según recoge Expansión. Una consecuencia económica que se multiplica en caso de accidente ya que, al no contar con un seguro que cubra los daños materiales y personales, será el conductor quien deba hacerse cargo de los pagos que, en muchos caso, pueden ser miles de euros.

La cifra de 2,66 millones de vehículos zombis en España supone un 7,7% del total y, aunque el estudio se ha hecho con datos de 2019, medios especializados señalan el hecho de que durante la pandemia hay conductores que han optado por dar de baja sus vehículos para no cargar con los costes del seguro y el impuesto de circulación. Desde Línea Directa consideran que “las cifras alarman”. Más aún cuando este porcentaje “se ha incrementado nada menos que un 16% en el último año”.

Los motivos para explicar estos datos tienen que ver con el envejecimiento del parque automovilístico, la situación económica de los últimos años y el desconocimiento y la dejadez. Mar Garre, directora de Personas, Comunicación y Sostenibilidad de Línea Directa Aseguradora, afirma que “con este estudio queremos poner de relieve los peligros y problemas que conlleva circular sin tener un seguro obligatorio, un sistema que ha brindado una gran seguridad a la sociedad durante décadas”. Añade que “el seguro cumple una función social, por lo que debemos tomar conciencia de un problema en el que una vez más pagan justos por pecadores, ya que todos acabamos sufriendo la irresponsabilidad de unos pocos”.

En cuanto a la tipología de vehículos zombis, encabezan la lista los turismos con 1,8 millones seguidos muy de lejos por camiones y furgonetas (0,4 millones). Por regiones, llama la atención el hecho de que sean zonas turísticas donde más se registran. Así, Canarias, Baleares y Cataluña están al frente en contraposición de Aragón, La Rioja y Castilla y León 

EN VÍDEO | Casa en Inglaterra ha sido golpeada 10 veces por accidentes de tráfico