Las mil vidas de Rinku Singh: de ser 'chico del millón de dólares' a la WWE

·5 min de lectura
Rinku Singh debutó en el roster principal de la WWE bajo el nombre de Veer.

Rinku Singh (India, 1988) ha sido el último luchador de la India en estrenarse en la WWE, dentro de su marca grande Raw. Acompañando al que fuera campeón de la compañía Jinder Mahal, y bajo el apodo de Veer, el wrestler de 32 años hizo el paseíllo hasta el ring y posteriormente mostró al mundo de la lucha libre profesional su talento. Un momento que no se olvida y que siempre va cargado de sentimientos. En el caso de Rinku además tiene una impresionante historia detrás.

Siendo sólo un chaval, Singh apuntaba maneras en el mundo del atletismo. Más en concreto en la disciplina de lanzamiento de jabalina. A temprana edad se hizo con el campeonato nacional juvenil en este deporte y muchos vieron claro su futuro. Sin embargo él quería probar suerte en el crícquet, casi una religión en su país. Rápidamente despuntó también en ese campo y los suyos vieron una salida de futuro para toda la familia. Rinku Singh vivía junto con sus ocho hermanos y sus padres en una casa de una sola habitación y convertirse en profesional del críquet pondría las cosas mucho más fáciles a todo el mundo.

El problema es que, en un país como la India, la competencia en el crícquet es brutal y para destacar entre los grandes debes ser realmente bueno y contar con un extra de estar en el sitio oportuno y en el momento oportuno. No fue el caso de Rinku, que en 2008 decidió intentarlos en otro deporte para el que supuestamente tenía muchas dotes que nadie había sabido explotar. Fue entonces cuando se decidió a probar suerte en el béisbol mediante un reality show llamado Million Dollar Arm (El brazo del millón de dólares).

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un vídeo de Youtube no disponible por tus preferencias de privacidad

Varios agentes deportivos de la MLB viajaron hasta la India en busca de talento joven. A sus ojos no había tanta diferencia entre el crícquet y el béisbol y quisieron explotar un mercado desconocido hasta el momento. Se fijaron en el brazo de 37.000 chicos a lo largo y ancho del país, ofreciendo como premio una prueba con diferentes equipos de Grandes Ligas. Sinku fue el jugador que consiguió hacer el lanzamiento más rápido del concurso, colocando una bola en la zona de strike a 140 km/h y llevándose un bonus de 100.000 dólares.

Junto al otro finalista del reality, Rinku Singh viajó a Los Angeles. Allí vio su primer partido de béisbol en directo y, al mismo tiempo se llevó toda una bofetada de realidad. Para poder jugar en las Grandes Ligas no sólo tendría que pasar la prueba con el equipo de turno, sino que además tendría que adaptarse a una cultura completamente distinta a la suya y aprender un idioma en el que jamás había dicho una palabra. Aun así consiguió un contrato profesional con los Pittsburgh Pirates y el sueño con el que comenzó su andadura en un deporte hasta la fecha desconocido para él se hizo realidad. Una historia de estas que gustan tanto en Estados Unidos y que incluso dio para una película de Disney también llamada Million Dollar Arm.

BRADENTON, FL - MARCH 27:  Rinku Singh of the Pittsburgh Pirates works out at the Pirates minor league training facility on March 27, 2009 in Bradenton, Florida.  (Photo by Doug Benc/Getty Images)
Rinku Singh durante su etapa como jugador de béisbol. Foto: Doug Benc/Getty Images.

Sin embargo la carrera de Sinku en la MLB no fue precisamente un camino de rosas. Pasó por los equipos filiales de los Pittsburgh Pirates, pero nunca llegó a debutar en Grandes Ligas. Las lesiones le lastraron hasta el punto de que sólo duró unos años en Estados Unidos. Posteriormente jugó en la liga australiana de béisbol y en la República Dominicana. Tuvo que pasar por el quirófano para someterse a la temida por los pitchers Operación Tommy John, que afecta al codo del brazo de lanzar, y no jugó ni un solo partido entre 2013 y 2015. En 2016 decidió colgar los tacos.

Lo positivo de su experiencia en Estados Unidos fue que, mientras jugaba al béisbol, Sinku aprendió inglés (sobre todo con la ayuda de la música rap y las canciones de Eminem) y se adaptó a la perfección a la forma de vida en el país de las barras y estrellas. Se empapó de su cultura y participó de ella, convirtiéndose en un fan incondicional de la lucha libre profesional. Le encantaba el show y se veía capaz de formar parte de algo que estuvo años siguiendo y admirando. Por eso, cuando se cerró la puerta del béisbol se abrió la del wrestling. Entrenó día y noche. Poco a poco fue perfeccionado lo que mejor podía aportar con su complexión física y habilidades, hasta llamar la atención de la WWE. En 2019 firmó con NXT, por decirlo así, la marca de formación de la empresa de lucha libre más importante del mundo.

Su debut oficial en NXT llegó en 2020 como parte de la pareja Indus Sher y sólo un año después, en mayo de 2021, dio el salto al roster principal para estrenarse en Raw bajo el nombre de Veer, como guardaespaldas de Jinder Mahal. La idea de la WWE que Rinku vaya adaptándose a los rigores de la lucha libre profesional ‘grande’ como secundario, para posteriormente hacerle dar un paso adelante junto a otro wrestler de su país llamado Shanky. El chico que empezó lanzando jabalina, intentó sin éxito sacar la cabeza en el crícquet y casi lo logró en el béisbol, finalmente ha encontrado su sitio en el mundo del deporte. Esto daría para otra película.

Otras historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente