Vecinos de Lavapiés le 'pasan la factura' a Almeida tras destruir su huerto urbano

·2 min de lectura
José Luis Martínez Almeida. (Photo: SOPA Images via Getty Images)
José Luis Martínez Almeida. (Photo: SOPA Images via Getty Images)

José Luis Martínez Almeida. (Photo: SOPA Images via Getty Images)

La polémica sobre el huerto urbano Gloria Fuertes continúa. Los vecinos promotores del proyecto de la plaza de Lavapiés han empezado a replantar el espacio con flores y árboles después de que el Ayuntamiento decidiera eliminarlo ante una presunta denuncia ciudadana. Además, los encargados del huerto, ahora jardín, han remitido una factura simbólica al Ayuntamiento por los trabajos realizados durante meses en el espacio desmantelado.

La factura asciende a 68.721 euros por “trabajos de jardinería durante seis meses”, por el material empleado y por “la paciencia ante las declaraciones del alcalde, José Luis Martínez-Almeida, y del concejal de Centro”, cargo que cuantifican en 1.567 euros.

“El grupo de vecinos que plantan, cuidan y limpian el jardín no tienen ninguna intención de asociarse legalmente ni de pedir ningún tipo de permiso para utilizar legalmente este terreno ya que consideramos que es responsabilidad única, exclusiva y directa del Ayuntamiento de Madrid tener esa zona de jardín cuidada y mantenida al igual que otros jardines de otros barrios”, esgrimen en el comunicado.

Factura simbólica del huerto Gloria Fuertes. (Photo: HUERTO GLORIA FUERTESEuropa Press)
Factura simbólica del huerto Gloria Fuertes. (Photo: HUERTO GLORIA FUERTESEuropa Press)

Factura simbólica del huerto Gloria Fuertes. (Photo: HUERTO GLORIA FUERTESEuropa Press)

El huerto de la polémica

La plaza de Lavapiés contaba con un espacio abandonado desde hace más de dos años por el Ayuntamiento y, a través de una iniciativa propia, algunos vecinos decidieron tratarlo y convertirlo en un espacio hortelano.

Según los propios vecinos, antes de empezar los trabajos en el parterre aseguran que consultaron al Consistorio y que este envió a un operario para regar y plantar unas hiedras enredaderas.

Ante un nuevo abandono, ya fue cuando un pequeño grupo de manera espontánea decidió hacerse cargo del espacio hasta que el pasado 2 de septiembre la reacción del Ayuntamiento sorprendió a muchos.

“Ha enviado a cinco operarios y a cuatro policías para arrancar todas las plantas hortofrutícolas y ornamentales que habíamos plantado y cuidado allí desde hace más de seis meses”, denunciaron a través de un comunicado.

La respuesta desde Cibeles no ha variado. Hace unos días, el concejal José Fernández pedía a los vecinos que soliciten un permiso para el huerto urbano porque “hay que realizarlo conforme al procedimiento establecido”.

Y, en la misma línea, el alcalde José Luis Martínez-Almeida trasladaba a los vecinos del barrio que “si quieren mantener el huerto hay que cumplir unas normas”, ya que “igual que ellos han hecho eso, otros lo podrían hacer también”.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR