Varsovia y la OTAN apuntan a que la caída de un misil en Polonia fue un "accidente"

© Reuters

El Gobierno polaco atribuyó la caída de un misil que dejó dos muertos a un posible "accidente desafortunado" de la defensa aérea ucraniana, teoría respaldada por la OTAN, que descartó un "ataque deliberado". En esa línea, el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, aseguró que el proyectil no habría sido lanzado por las tropas rusas. El Kremlin afirmó que se trató de un misil S300 ucraniano, pero Kiev acusa a Moscú.

¿Punto de inflexión en la guerra rusa en Ucrania? Por primera vez en casi nueve meses de conflicto un misil cae en un país de la Unión Europea y miembro de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN).

Luego de que en la noche del martes 15 de noviembre un proyectil impactara en Przewodów, un pueblo agrícola de Polonia a unas cuatro millas de la frontera con el territorio ucraniano y dejara dos personas muertas, las acusaciones mutuas entre Moscú y Kiev no se han hecho esperar.

Aunque en las primeras horas de la fatídica detonación, el Gobierno de Polonia señaló a Rusia, este miércoles 16 de noviembre -tras una reunión de emergencia con los miembros de la OTAN- el presidente de Polonia, Andrzej Duda, afirmó que el proyectil que cayó en su país fue "probablemente un incidente desafortunado" de la defensa aérea ucraniana.

"No hay motivos para creer que el incidente del misil fue un ataque", agregó el mandatario.

Inicialmente, el Ministerio de Relaciones Exteriores de Polonia indicó que el misil era de fabricación rusa y el presidente Duda aseguró que "lo más probable es que fuera un misil de fabricación rusa, pero todo esto aún está bajo investigación”.

Tanto el Ejército de Ucrania como las tropas invasoras utilizan misiles de fabricación rusa de la era soviética.

Con Reuters, AP, EFE y medios locales


Leer más sobre FRANCE 24 Español

Leer tambien:
Polonia confirma que los misiles que alcanzaron su territorio son de "fabricación rusa"
"Es el principio del fin": Zelenski visita Jersón y acusa a Rusia de más de 400 crímenes de guerra