Varias expertas, indignadas con la mascarilla de Fernando Simón: la clave es lo que llevaba dentro

Rodrigo Carretero
·Traffic manager, El HuffPost
·2 min de lectura

Fernando Simón, de nuevo en el centro de la polémica. Esta vez, tras enseñar en la rueda de prensa la mascarilla que llevaba y que ha generado la indignación de varias expertas, que afirman que ese tapabocas no cumple con la normativa.

Al director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias del Ministerio de Sanidad le preguntaron por las mascarillas y explicó que, en España, las higiénicas “están reguladas por una norma UNE en la que se exige que las mascarillas higiénicas que se producen y venden España tengan una capacidad de filtrado de al menos el 90%”.

“Las mascarillas quirúrgicas o las FFP2 en diferente dirección, las quirúrgicas tienen alrededor del 95% y las FPP2, si no me equivoco, hacia dentro filtran alrededor de un 98% y hacia fuera algo menos del 95”, continuó señalando Simón.

El experto apuntó que “las mascarillas higiénicas que se venden en España, o que se deberían vender de acuerdo a la norma, no están muy lejos de las mascarillas quirúrgicas o FPP2”. “Sí que es cierto que no es lo mismo una mascarilla quirúrgica que una mascarilla de tela casera que no cumple las normas. Pero si los tejidos cumplen la norma, si los filtros que se utilizan cumplen la norma, no estamos muy lejos”, continuó.

Y, en ese punto, Simón cogió su propia mascarilla y la enseñó a las cámaras.

Esto parece tela, pero esta mascarilla lleva un filtro interno. Las mascarillas no son a veces lo que parece cuando las llevamos puestas. A veces hay que conocerlas y si cumplen la normativa UNE probablemente son suficiente para controlar la transmisión. En todo caso, todo esto está siempre en debate, no es una cuestión cerrada”, zanjó el epidemiólogo.

Tras ello, ...

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.