El VAR es solo la excusa: este Real Madrid es un desastre

Raúl Rioja
·3 min de lectura
El VAR es solo la excusa: este Real Madrid es un desastre
El VAR es solo la excusa: este Real Madrid es un desastre

El partido del Valencia es para enseñárselos a todos los que llevaban unas semanas dando la tabarra con que el VAR siempre beneficia al Real Madrid, a todos aquellos que miraron para otro lado cuando a Varane le hicieron dos penaltis clarísimos en 2019 pero que con el agarrón a Sergio Ramos montaron en cólera y hablaron hasta de Liga preparada para los blancos.

Tres penaltis (uno que no fue, otro que se tuvo que repetir) y un gol concedido cuando antes hubo una falta clarísima sobre Asensio van a hacer que, al menos, se acabe por un tiempo el runrún ese absurdo que ha habido que aguantar durante muchos meses. Los árbitros se equivocan mucho, muchísimo. Y sus decisiones son incomprensibles. Creo que el VAR les ha desorientado, que ya no eran demasiado buenos y que saberse observados por la tecnología les ha hecho peores.

Pero ojo, que todo lo que se va a hablar del VAR ni disperse la atención sobre los problemas del Real Madrid, que son muchos, muchísimos, y agravados por un entrenador que toma decisiones que escapan a toda lógica. Después de ver cómo el Cádiz le pintaba la cara el día que no estaba Casemiro y sacaba a Isco y Marcelo... sin el brasileño, de nuevo Isco y Marcelo. Bravo. ¿Alguien, de verdad, es capaz de explicar el por qué esa apuesta?

Antes del partido ante el peor Valencia de este siglo, un equipo en descomposición que ha vendido este año a casi todos sus mejores jugadores, el once de Zidane era darle vida al equipo che. Era renunciar voluntariamente a varios de los mejores jugadores del año para poner a dos jugadores con el cartel de semiacabados. ¿Alguien, de verdad, es capaz de explicar por qué no jugó Mendy, que ni siquiera está convocado con Francia?

El Madrid tiene ciertos problemas con el gol, pero no es ni de lejos el más grave. El gran problema es la defensa, o más concretamente los errores defensivos. En Mestalla no se salvó ni Ramos. Pero aparte de Marcelo, al que hay que señalar con el dedo es a Varane, que sigue sumando un error tras otro en cada partido del Madrid. Desde lo de Mánchester no levanta cabeza.

Espera un año duro para el Real Madrid, muy duro. Para la Champions no da y pensar en algo más que pasar la fase de grupos es absurdo ahora mismo. Y para la Liga, o se mejora en defensa, o se empieza a sacar a los titulares en partidos como ante el Cádiz o Mestalla, o tampoco va a llegar para competir ante un Atleti tan fuerte y un Barça en el que todavía sigue siendo decisivo Messi. Ahora, parón y a ver con qué nos sorprende Zizou ante el Villarreal, nada menos. A temblar.

También te puede interesar: