Vandalizan mezquita con grafiti antimusulmán en República Checa

Pintada en el muro de una mezquita en la que se lee: "¡No sembréis el islam en República Checa! Sino, os mataremos", en la ciudad de Brno, al sureste del país, el 4 de enero de 2020

Una mezquita de Brno, segunda ciudad de República Checa, fue vandalizada por unos desconocidos con una pintada en la que se amenaza con matar a musulmanes, anunció el sábado la policía.

"¡No siembren el islam en República Checa! Sino, los mataremos", se puede leer en una pintada realizada en la mezquita de esta ciudad del sureste del país.

El portavoz de la policía local, Bohumil Malasek, indicó a la AFP que el caso estaba siendo investigado desde el viernes por la tarde "por daño de bienes".

El autor o autores del grafiti se enfrentan a una condena de un año de prisión.

"Nos lo tomamos en serio, como una amenaza directa. No es un mensaje anónimo en internet", declaró a la agencia de prensa CTK Muneeb Hassan Alrawi, director del Centro de Comunidades Musulmanas Checas.

"Esto también debe verse a la luz de los ataques contra las mezquitas en el mundo, así como del sentimiento y de la atmósfera de opresión en República Checa", añadió.

La ola de migrantes en Europa, que alcanzó su punto máximo en 2015, alimentó el sentimiento antimusulmán en República Checa, incluso si la mayoría de estos migrantes decidió dirigirse hacia Estados más ricos como Alemania o Suecia.

La población musulmana en República Checa, país miembro de la UE de 10,7 millones de habitantes, es de 3.358 personas, según un censo de 2011. Estimaciones no oficiales hablan por su parte de una comunidad de entre 10.000 y 20.000 personas.