La valla de Melilla se controlará con drones de la Guardia Civil

·2 min de lectura
La valla fronteriza de Melilla. (Photo: Europa Press News via Getty Images)
La valla fronteriza de Melilla. (Photo: Europa Press News via Getty Images)

El coronel de la Guardia Civil de Melilla, Antonio Sierras Sánchez, ha anunciado la próxima utilización de drones para el control de la valla de la frontera con Marruecos y cambios en sus puestos terrestres cuando se reabra tras 18 meses de cierre por la crisis del covid-19, ha agradecido la “colaboración y lealtad” de las fuerzas de seguridad del país vecino en la lucha contra la inmigración ilegal, subrayando que entre los agentes marroquíes “han tenido muertos y heridos de extrema gravedad” en esta labor de control.

En su discurso por la Patronal del Instituto Armado, Antonio Sierras ha explicado que por parte española en 2021 han sido más de 60 los guardias civiles heridos en los asaltos al perímetro fronterizo “en los que los inmigrantes no dudan en utilizar tácticas militares en su avance hacia Melilla y una violencia inusitada contra las fuerzas de seguridad marroquíes y, posteriormente, contra nuestras fuerzas de seguridad” ha asegurado.

Al respecto, ha admitido que entre los agentes marroquíes han tenido no solo heridos de extrema gravedad, sino también muertos, aunque no ha especificado su número. “Sólo puedo agradecer el esfuerzo, lealtad y gran cumplimiento de su deber que Gendarmería Real, Ejército y Policía de Marruecos muestran día a día” ha recalcado el máximo responsable de la Guardia Civil en la ciudad autónoma.

Cambios en los puestos fronterizos

Sierras ha anunciado la próxima instalación de nuevas cámaras de largo alcance y espera que en los próximos meses “pueda iniciarse el proceso para el uso de un nuevo elemento de vigilancia como es el realizado a través de drones”, con el fin de reducir los riesgos que los guardias civiles asumen en este tipo de intervenciones.

En su intervención, ha subrayado que durante este tiempo “se ha podido percibir un cambio gradual en la fisonomía de nuestro perímetro fronterizo con la sustitución de una concertina, que apenas servía como obstáculo y, sin embargo, causaba importantes heridas a los migrantes”.

En este sentido, ha detallado que “hasta el momento se ha instalado una nueva fibra óptica a lo largo del perímetro, se ha realizado en una gran parte del vallado la colocación del llamado “peine invertido” además del cambio total en algunos tramos de este y se han sustituido e instalado nuevas cámaras de seguridad” ha indicado Sánchez.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente