El Vall d'Hebron tendrá tres nuevos edificios y reordenará el espacio urbano

·3 min de lectura

Barcelona, 14 oct (EFE).- El Hospital del Vall d'Hebron se actualiza con un ambicioso proyecto que terminará en 2028 y costará alrededor de 270 millones de euros, y entre las actuaciones destaca la construcción de tres edificios, la remodelación de espacios existentes y unos paseos que conectarán los barrios colindantes.

"Es una transformación muy ambiciosa en uno de nuestros buques insignia", ha afirmado este jueves el conseller de Salud, Josep Maria Argimon, que ha presentado en rueda de prensa el proyecto de nuevo Vall d'Hebron junto con el gerente del centro sanitario, Albert Salazar.

El proyecto tiene fases ya terminadas, otras en ejecución y otras previstas para el futuro, con la previsión de terminar todo el proceso en 2028 y con un importe global de cerca de 270 millones de euros.

En un momento en el que se están negociando los presupuestos de la Generalitat, Argimon ha destacado que es "muy importante" que las cuentas del 2022 y las de los próximos años permitan "poner al día" las infraestructuras sanitarias con la mayor velocidad posible.

"Ahora vamos al ritmo del plan director -del Vall d'Hebron-, pero a este le podemos poner gas e ir más rápido", ha afirmado el conseller.

En una primera fase se han realizado o se llevarán a cabo en el plazo de dos años un total de 22 actuaciones, consistentes en mejoras de interiores de edificios existentes, por un importe global de 53 millones.

También está terminado ya el nuevo helipuerto -antes en el otro lado de la Ronda de Dalt y ahora reubicado en el tejado del edificio de traumatología, rehabilitación y quemados-, que ha costado 3,4 millones de euros.

Por otro lado, en breve se pondrá la primera piedra del nuevo edificio del Vall d'Hebron Institut de Recerca (VHIR), de 16.700 metros cuadrados y que finalizará entre 2023 y 2024, con un coste de unos 40 millones de euros, más 20 millones de un innovador ciclotrón (un acelerador de partículas) que se instalará en este espacio.

También a corto plazo se construirá el nuevo edificio de medicina ambulatoria y consultas externas, de 36.000 metros cuadrados y que se levantará al otro lado de la Ronda de Dalt, en el barrio de la Teixonera, con un presupuesto de 70 millones de euros y que estará terminado entre 2024 y 2025.

Esta construcción es clave para "esponjar" el campus, ya que las numerosas personas que cada día entran al edificio central para acudir a consultas externas o a realizarse una prueba irán al otro lado de la Ronda de Dalt; además, quedará liberado espacio en el antiguo edificio para dedicarlo a la atención hospitalaria.

En una última fase, está previsto un tercer edificio -aún en estudio y para el que se han pedido fondos FEDER- que tendrá unos 28.000 metros cuadrados y un presupuesto de 90 millones de euros.

Este edificio, que se terminaría en 2028, acogerá la farmacia, las urgencias unificadas -salvo maternidad y pediatría, que seguirán en el hospital materno-infantil- y toda la parte de logística del centro sanitario, por lo que se conocerá con las siglas FUL (Farmacia, Urgencias y Logística).

Otro de las vertientes de este proyecto es la remodelación del espacio urbano, con la unificación de los barrios de Sant Genís dels Agudells y Montbau, del distrito de Horta-Guinardó, separados por "culpa" del campus de Vall d'Hebron, a través de paseos horizontales y verticales, convirtiéndose así en un nuevo parque de la ciudad, ha explicado Salazar.

El gerente del Vall d'Hebron ha detallado que para no tener que disminuir la actividad asistencial durante las obras harán uso de tres plantas de hospitalización del edificio Garbí, en el cercano parque sanitario Pere Virgili.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente