Llegan las vacunas monodosis… ¿Debería modificar España su estrategia de vacunación?

·4 min de lectura
La vacuna de Janssen de una sola dosis, desarrollada por Johnson & Johnson pronto llegará a España | imagen Joseph Prezioso / AFP
La vacuna de Janssen de una sola dosis, desarrollada por Johnson & Johnson pronto llegará a España | Joseph Prezioso / AFP

Dice la sabiduría popular que no es aconsejable cambiar de caballo en mitad del río, pero lo que no dice el refranero es qué deberíamos hacer si el caballo que montamos es el más lento de la película. Las previsiones del gobierno establecían conseguir que el 70% de la población española estuviese completamente inmunizada al final del verano, un objetivo que en estos momentos se antoja casi imposible alcanzar. Unos días antes de empezar el nuevo año 2021, el ex ministro Salvador Illa comparecía ante los medios para anunciar orgulloso el inicio de la campaña de vacunación en España, señalando el 27 de diciembre como pistoletazo de salida.

Han pasado ya más de dos meses, y los datos que muestra el “contador oficial” del Ministerio no son para estar orgullosos. A día de hoy, tan solo un ridículo 2,8% de la población ha recibido las dos dosis necesarias para tener la pauta completa de vacunación. Más de sesenta días para inmunizar a algo más de un millón de personas, una cifra que no deja en buen lugar (nuevamente) las capacidades y competencias de nuestros responsables políticos. En aquella aparición pública, el ministro Illa incluso sacaba pecho y anunciaba orgulloso de que las vacunas se administrarían de manera gratuita en los “más de 13.000 puntos de vacunación de los que dispone la red pública sanitaria española”.

Los números del Ministro sonaban rotundos y grandilocuentes pero la realidad, la cruda realidad, muestra el verdadero esperpento de la vacunación en España. Desde aquel 27 de diciembre, hasta hoy 05 de marzo, han transcurrido 70 días durante los cuales se han administrado 4.200.000 dosis, esto significa que esos maravillosos 13.000 puntos de vacunación han administrado, de media, menos de cinco vacunas al día cada uno.

El camino que queda por delante es tan abrumador que muchos han empezado a cuestionar no solo el irrisorio ritmo sino la estrategia al completo. Estas dudas se han hecho más abundantes con el anuncio de que la primera vacuna de una sola dosis puede llegar a España en este mismo mes de marzo. Se trata de la vacuna desarrollada por la farmacéutica belga Janssen, filial del grupo Johnson & Johnson, que ya ha sido aprobada por la FDA en Estados Unidos y que en los próximos días podría obtener la autorización de la Agencia Europea del Medicamento. Todo apunta a que el próximo 11 de marzo conoceremos la decisión de la EMA, un hecho que podría cambiar radicalmente el embarazoso estancamiento al que estamos asistiendo.

Las primeras vacunas monodosis fabricadas por Janssen llegan a Louisville, Kentucky | imagen Jon Cherry/Getty
Las primeras vacunas monodosis fabricadas por Janssen llegan a Louisville, Kentucky | imagen Jon Cherry/Getty

La nueva vacuna de Janssen ofrece ventajas muy interesantes respecto a los desarrollos de Moderna o Pfizer, como por ejemplo que no necesita refrigeración especial y se puede almacenar y conservar hasta tres meses en frigoríficos convencionales. Pero sin duda, el gran valor añadido del desarrollo de Janssen es que solo necesita una dosis, algo que acercaría el ansiado objetivo de la inmunidad de grupo en las fechas que propuso el gobierno.

Según la Agencia estadounidense la vacuna de Janssen ha demostrado en un ensayo clínico con más de 40.000 voluntarios, una eficacia del 77% para prevenir la aparición de casos de COVID-19 grave o crítico al menos 14 días después de la vacunación. Este buen porcentaje aumenta con el paso de los días y alcanza un 85% de eficacia para prevenir la aparición de COVID-19 grave o crítico, al menos 28 días después de la vacunación.

Otra buena noticia es que el estudio incluye las nuevas variantes del virus, con especial atención a Sudáfrica, donde registró en las pruebas realizadas un 81,7% en un país donde la nueva variante es la dominante.

España ya ha pactado 20 millones de dosis de la futura vacuna Janssen, que podrían convertirse en 40 millones si fuera necesario, y la cuestión de si deberíamos priorizar la administración de esta vacuna monodosis ya está encima de la mesa. En estos momentos la campaña de vacunación se encuentra casi paralizada por el incumplimiento en los plazos de las farmacéuticas, la reducción del suministro de Pfizer, y la ineptitud de los estados que han permitido que las multinacionales decidan unilateralmente a su conveniencia. Pero esta situación de escasez en las vacunas no durará mucho. Hasta ahora se han administrado las vacunas que había disponibles, no había mucho donde elegir. Pero pronto se unirán nuevos desarrollos con diferentes características, algunas de una sola dosis, y las autoridades sanitarias responsables de la estrategia de vacunación tendrán que decidir si mantienen la estrategia de doble dosis o si apuestan por una sola.

Más historias y noticias importantes sobre COVID-19 en Yahoo:

El polémico atajo en la campaña de vacunación del Reino Unido

El pasaporte inmunitario, otra mala idea fruto de las prisas

La vacuna de AstraZeneca es muy necesaria pese a la injusta mala fama

El egoísmo de los países ricos con el reparto de vacunas retrasará el fin de la pandemia

Cómo se distribuirán las diferentes vacunas entre los países del mundo

La mayoría de gobiernos no escuchan a los científicos en la pandemia

Vídeo | Puntos de vacunación en mitad de la calle para cualquier ciudadano: así avanza Israel hacia la inmunización

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente