Sí, las vacunas funcionan; no, los inmunizados no están 100% a salvo

·6 min de lectura
Una sanitaria vacuna a una mujer en Granada, el 15 de julio de 2021.  (Photo: Álex Cámara via NurPhoto via Getty Images)
Una sanitaria vacuna a una mujer en Granada, el 15 de julio de 2021. (Photo: Álex Cámara via NurPhoto via Getty Images)

¿Es posible infectarse teniendo la pauta completa de vacunación? Sí, responde con claridad Marcos López Hoyos, presidente de la Sociedad Española de Inmunología (SEI), que al instante matiza: “Pero es muy poco frecuente”.

Estos días en los que la curva de casos de coronavirus en España sube sin control —supera ya los 530 positivos por 100.000 habitantes—, crece la preocupación ante las noticias de que personas vacunadas frente al covid también se están contagiando, e incluso enfermando.

Por un lado, una PCR en una persona vacunada sin síntomas puede dar positivo si la persona ha entrado en contacto con otro caso, pues la vacuna no impide que el virus entre en el organismo, sino que trata de evitar la enfermedad.

Por otro, es posible que la persona sí enferme, ya que las inyecciones no son eficaces al cien por cien contra el covid, aunque sí en porcentajes muy elevados. Como ocurre con el resto de vacunas, algunas personas —especialmente si tienen un sistema inmune comprometido— no serán capaces de desarrollar una respuesta inmunológica fuerte frente al virus pese a estar vacunadas.

La curva de las infecciones está disparada, pero la de hospitalización sólo sube un poquitín, y eso significa que las vacunas están protegiendo

López Hoyos reconoce que esto ocurre, pero insiste en que los casos son mínimos con respecto al panorama general. “A día de hoy, si miras la curva de evolución de las infecciones, está disparada, pero si ves la de hospitalización, sólo sube un poquitín, y eso significa que las vacunas están protegiendo”, explica el inmunólogo. En España, el 4,2% de las camas de hospital están ocupadas por pacientes covid, y el porcentaje asciende al 9,5% en el caso de las UCI.

Actualmente, el grupo de edad con mayor tasa de incidencia son los jóvenes de entre 20 y 29 años, con más de 1.600 casos por 100.000; pues bien, este índice se reduce drásticamente a medida que sube la edad de la población y, con ella, su cobertura vacunal. De este modo, las personas de entre 70 y 79 años tienen una incidencia acumulada de 81 casos por 100.000, una tasa más acorde a la cobertura vacunal de este grupo de población, que alcanza el 97,6%.

En cambio, la incidencia sube ligeramente entre los mayores de 80 años, que, pese a estar vacunados al 100%, registran 99 positivos por cada 100.000 habitantes. Esto, repetimos, no quiere decir que las vacunas no funcionen. “Las dos dosis de ARN mensajero protegen al 95%, según los ensayos clínicos, y parece que este porcentaje se mantiene en la vida real”, celebra López Hoyos.

No obstante, añade el experto, “es posible que algunas personas de edad muy avanzada, por encima de 80 años, o gente con algún trasplante de órgano sólido, o con tratamientos como Rituximab, no tengan tanta protección, aunque eso no lo sabemos bien todavía”, apunta.

Es posible que algunas personas de edad muy avanzada o gente con algún trasplante de órgano sólido no tengan tanta protección

En cualquier caso, el inmunólogo aclara que las vacunas están pensadas para proteger frente a los casos graves, y las últimas publicaciones sobre el tema sostienen que esto lo cumplen con creces, incluso frente a las nuevas cepas del SARS-CoV-2. “Así como los anticuerpos pueden caer frente a alguna variante, las células T sí que protegen frente a todas, y ese es un dato muy positivo”, asegura López Hoyos.

La Consejería de Sanidad de Canarias ha puesto cifras a esto. De los 5.357 casos de covid registrados en las islas en los últimos quince días, el 10% (536 personas) había recibido la pauta completa de la vacuna. De ellas, sólo 21 tuvieron que ingresar en el hospital, pero ninguna ha entrado en UCI.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

El 72% de las personas contagiadas (3.821) no estaban vacunadas, y el 17,2% (1.413) había recibido una sola dosis. En total, 123 personas (el 2,3% de los contagiados) tuvieron que ser hospitalizadas, de las cuales 76 no estaban vacunadas. Entre los hospitalizados, 14 pacientes ingresaron en UCI: 12 no estaban vacunados y dos tenían sólo una dosis. Ningún inmunizado tuvo que pasar por la UCI en estas dos semanas en Canarias.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.
Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

“Las ventajas y la protección que confieren las vacunas están fuera de duda”

El presidente de la SEI resume: “Se van a dar infecciones, porque en medicina no todo es blanco ni negro, pero si la situación se está controlando es gracias a las vacunas”. “Las ventajas y la protección que confieren las vacunas están fuera de duda”, insiste.

El doctor Marcos López Hoyos reconoce que con una dosis de vacuna la eficacia de los sueros frente a la nueva variante delta sí es menor (se estima que se reduce a un 30% su eficacia en Pfizer y AstraZeneca), por eso el experto insta a “protegerse muy bien entre la primera y la segunda dosis” para evitar un contagio justo cuando se está generando la inmunidad.

¿Y qué pasa con las personas que ya pasaron el virus hace un año? “Hay evidencias de que la protección tras el contagio existe, y de que aguanta al menos once meses, un año, tras una infección natural”, responde López Hoyos, que considera los casos de reinfección prácticamente anecdóticos.

En todo caso, el inmunólogo ve con buenos ojos que las personas que ya pasaron la covid reciban seis meses después una dosis de vacuna para generar una “inmunidad híbrida”, que ha demostrado ser “más potente” según varios estudios publicados en la revista Science.

En principio, la inmunidad va a durar y no debería haber ningún problema, pero no lo sabemos todavía

En esta quinta ola en la que, en principio, la población más vulnerable está protegida, el inmunólogo llama a no bajar la guardia. “Afortunadamente, los jóvenes tienen una respuesta inmunitaria potente y, en grandes números, no tienen una enfermedad grave; pero está claro, por un lado, que ellos no están exentos de enfermar, ingresar, llegar a UCI e incluso de fallecer, por otro lado, que hay riesgo de que esto acabe afectando a gente que en principio está protegida”, advierte López Hoyos.

“Hay que estar atentos para que los contagios que ahora son esporádicos en la gente vacunada no se conviertan en fallos vacunales más comunes en personas que recibieron sus dosis hace tiempo”, señala el inmunólogo. “En principio, la inmunidad va a durar y no debería haber ningún problema, pero no lo sabemos todavía”, reconoce. Para eso, “ayudará que la gente no se infecte, que la incidencia sea baja y que los jóvenes contribuyan”, pide López Hoyos, que enseguida aclara: “Con esto no quiero criminalizar a nadie —ni a los jóvenes ni al ocio—, pero las cosas son como son y la gente tiene que ser muy consciente”.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente