Vacunación o fondos europeos en el discurso del año para von der Leyen

·1 min de lectura

En 2010, el entonces presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durão Barroso, pronunció el primer discurso sobre el estado de la Unión Europea. Inicialmente, se centraba en promover los hitos de la UE.

Ahora se ha transformado en el momento para establecer las prioridades y los objetivos para el próximo año. También da una oportunidad anual de reflexionar sobre lo prometido el año pasado. El discurso de 2020 fue el primero de Ursula von der Leyen y fue duramente criticado por los analistas europeos.

"Apenas mencionó las vacunas y no dijo nada del pasaporte covid. Son cosas que han aparecido en la agenda en los últimos 12 meses. Así que las predicciones sobre la covid que se pueden extraer de su último discurso sobre el estado de la Unión son my limitadas. Pero en lo relativo al clima, la Comisión ha cumplido. Y ahora la pelota está en el tejado de los Estados miembros para reducir en un 55% las emisiones de gases de efecto invernadero para 2030", cree el bloguero especializado en UE, Jon Worth.

En julio, la Comisión Europea presentó una extensa lista de propuestas climáticas. Tal y como von der Leyen prometió que haría. Incluía una propuesta para poner fin a la venta de automóviles de combustibles fósiles en 2035.

Von der Leyen también habló en 2020 sobre la necesidad de que los Estados miembros de la UE respeten los valores democráticos. No mencionó directamente Polonia y Hungría, los focos del problema, pero desde su discurso, von der Leyen ha atacado a los dos países donde más les duele: en la recepción de fondos europeos.

"La propia von der Leyen está mostrando sus garras. La estrategia que adoptaron el verano pasado consistía básicamente en conseguir un compromiso difícil sobre el mecanismo de gobernanza y estado de derecho, para empezar a mover las cosas, aprobar el presupuesto, establecer el fondo de recuperación. Pero ahora estamos en una etapa en la que, como sabemos, el dinero para Polonia y Hungría no va a fluir", cree el investigador del German Marshall Fund, Jakob F Kirkegaard.

El discurso dura más de una hora y la presidenta acostumbra a poner énfasis en los temas en los que necesita el apoyo de los eurodiputados del Parlamento Europeo. Pero también es importante para los ciudadanos.

"La gente, y creo que los medios de comunicación, deberían prestarle atención. Porque la amen o la odien, la Comisión Europea es una institución muy poderosa. Tiene el monopolio de iniciar regulaciones que afectarán a 400 millones de europeos", recuerda el editor jefe de BrusselsReport.eu, Pieter Cleppe.

Como cada año, el discurso centrará los hitos de la UE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente