Va al baño y acaba activando el tobogán de emergencia del avión

Una pasajera de un vuelo entre Gran Bretaña y Pakistán confundió la puerta de emergencias del avión con la del baño y activó sin querer el tobogán de emergencias hinchable al abrirla. El incidente provocó varias horas de retraso, según ha informado la CNN.

Quería ir al baño y acabó abriendo la puerta de emergencia del avión. (Foto: Nicolas Economou/NurPhoto via Getty Images)

Los hechos ocurrieron el pasado viernes en el aeropuerto de Manchester. Al parecer la pasajera en cuestión, cuya identidad no ha trascendido, se levantó cuando la nave aún no había despegado con intención de ir al baño. Pero de camino a su destino se equivocó de puerta y acabó abriendo la de emergencias.

Esto provocó que se desplegase el tobogán hinchable y que el vuelo 702 de Pakistan International Airlines (PIA) que cubría el trayecto entre Manchester y Islamabad saliese con siete horas de retraso.

La aerolínea ha confirmado el incidente y afirmado que los pasajeros no corrieron peligro en ningún momento. Al final, cuarenta pasajeros fueron obligados a bajar del avión hasta que se puedo volver a intentar el despegue. “El tobogán de salida se desplegó automáticamente”, ha confirmado PIA en el comunicado recogido por CNN.

Que alguien confunda la puerta de emergencias con la del baño no es habitual, pero no es tan raro que se reporten incidentes en los que pasajeros alterados por una razón u otra abran la primera. En mayo, por ejemplo, un viajero intentó abrirla en un vuelo en China para saltarse la cola de desembarque. Fue detenido por poner en peligro su seguridad y la del resto.

En un vuelo de Ryanair otro quiso hacer lo mismo cuando se encontraban en pleno vuelo entre Manchester y Gran Canaria. Además, amenazó al resto del pasaje y mostró una actitud violenta. A su llegada a la isla le esperaba la Policía.

Hace no mucho, en abril de este año, se viralizó la historia de varios pasajeros que abrieron la puerta y subieron al ala del avión poco antes del despegue en el Aeropuerto Internacional de Vnukovo en Moscú. Según su versión, habían visto arden un motor y su reacción fue la de huir a toda costa.