Las víctimas de abusos en la Iglesia asesorarán al Defensor del Pueblo en su investigación

·2 min de lectura
Gabilondo interviene en el Congreso para explicar su proyecto (Photo: Europa Press News via Getty Images)
Gabilondo interviene en el Congreso para explicar su proyecto (Photo: Europa Press News via Getty Images)

Gabilondo interviene en el Congreso para explicar su proyecto (Photo: Europa Press News via Getty Images)

El Defensor del Pueblo, Ángel Gabilondo, ha defendido este lunes en el Congreso la participación de las víctimas en la investigación sobre los abusos en el seno de la Iglesia que ha iniciado esta institución y ha dicho que estas merecen la verdad, la justicia y la reparación, pero sin llevar a cabo “venganzas o revanchas”.

Durante su comparecencia en la Cámara Baja para explicar los pasos que ha dado para cumplir con el encargo que le encomendó el Parlamento de crear una comisión independiente para investigar los abusos a menores en la Iglesia, Gabilondo ha asegurado que en el centro de este trabajo están las víctimas, a las que se ha comprometido a escuchar porque “sólo a través de sus testimonios se puede conocer lo sucedido”.

Para ello, el Defensor ha informado de que, además de la Comisión asesora, formada por 17 expertos de distintos ámbitos, se creará también un foro de diálogo con asociaciones de víctimas y una unidad técnica cuyo objetivo principal será la de escuchar los testimonios de las víctimas.

Esta unidad, formada por profesionales de la psicología, la criminología y el derecho trabajará “con discreción” y escucha activa y elaborará un informe que recogerá las aportaciones de las víctimas, a través del formato que estas deseen, tanto presencialmente como a través de un teléfono, correo electrónico, correo ordinario o cuestionario online.

“Se trata de analizar lo sucedido a partir de los relatos de las víctimas”, ha apuntado Gabilondo, quien ha advertido, no obstante, de que esta unidad no está concebida como una sesión de terapia para los afectados, sino de recogida de datos. Para preservar la intimidad de las víctimas, esta unidad trabajará en unas oficinas externas a la sede del Defensor y toda la información estará cifrada.

El Defensor ha reclamado la colaboración de todas las instituciones, tanto públicas como privadas, para dar respuesta a esta “delicada” cuestión y ha lamentado el rechazo de la Conferencia Episcopal Española (CEE) a participar en la investigación encomendada por el Congreso.

“Los abusos se dan en varios contextos, pero la Iglesia es uno significativo por el sentido y carácter de la institución”, ha dicho Gabilondo, que ha añadido que ninguna institución puede mirar a otro lado si ha tenido conocimiento de estas situaciones.

Y ha asegurado que “no se trata de llevar a cabo venganzas o revanchas”, sino de investigar lo sucedido y situar a las víctimas en el eje de su actuación. “Las víctimas merecen la verdad, la justicia y la reparación”, ha afirmado el Defensor.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente