Fabiola Campillai, una víctima en las protestas en Chile, lidera la elección al Senado

·2 min de lectura

Santiago de Chile, 21 nov (EFE).- Fabiola Campillai, candidata independiente y una reconocida víctima de la represión policial en Chile durante la ola de protestas de 2019, pues perdió la vista, el olfato y el gusto por una bomba lacrimógena, resultó electa este domingo para ocupar un escaño en el Senado.

Los chilenos acudieron este domingo a las urnas para la primera vuelta de las presidenciales y la renovación del Parlamento, con la elección de todos los diputados (155) para un periodo de 4 años y la votación de 27 de los 43 senadores para un periodo de 8 años.

Con el 60,19 % de las mesas escrutadas en la región capitalina, Campillai, de 38 años, alcanza la primera mayoría con 236.188 votos (15,51 %) sin apoyo de partidos ni listas parlamentarias, compitiendo como candidata totalmente independiente.

Tras reconocer su triunfo, Campillai entregó un mensaje dirigido al diputado izquierdista Gabriel Boric, que pasó al balotaje en la segunda posición junto al ultraderechista José Antonio Kast, condicionando su apoyo al indulto de las personas que aún permanecen presas por causas vinculadas con el estallido social.

"Boric tiene que comprometerse con verdad y libertad para todos los presos políticos de la revuelta. Que va a haber justicia, reparación integral, no solo para nosotros los sobrevivientes. Si no, no hay apoyo", dijo la senadora electa.

Campillai disputaba un escaño por la Región Metropolitana, que alberga la capital y donde habitan 8 millones de los 19 millones de chilenos.

En esa región se elige a cinco cupos en el Senado y los otros escaños quedarían ocupados por los derechistas Manuel José Ossandón (Renovación Nacional), Rojo Edwards (Republicano), Luciano Cruz Coke (Evópoli) y la izquierdista Claudia Pascual (Partido Comunista).

Campillai recibió el disparo de una bomba lacrimógena en pleno rostro por parte de un agente policial cuando se dirigía a su trabajo en 2019, un impacto que la obligó a someterse a diversas cirugías de reconstrucción facial y también la dejó sin gusto y olfato.

Su caso y el de Gustavo Gatica, el otro joven chileno que perdió la vista en la crisis social debido a disparos policiales, dieron la vuelta al mundo y visibilizaron la epidemia de mutilados oculares que dejaron las revueltas, donde también hubo una treintena de fallecidos y denuncias contras las fuerzas de seguridad por violaciones a los derechos humanos.

Además de las elecciones parlamentarias, este domingo se definió que la segunda vuelta presidencial del próximo 19 de diciembre será entre el ultraderechista José Antonio Kast y el izquierdista Gabriel Boric, candidatos radicalmente antagónicos que se impusieron este domingo en las urnas y cuyos resultados marginaron las opciones de centro.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente