Otra víctima del Chicle: "Me dijo que le diese el móvil; tenía un cuchillo"

A Coruña, 23 nov (EFE).- Una mujer que fue víctima de un secuestro y un intento de agresión sexual por parte de José Enrique Abuín Gey, el Chicle, ha asegurado este miércoles que le pidió "que le diese el móvil" mientras "tenía un cuchillo en la mano", unos hechos que coinciden con lo que denuncia la cuñada del condenado por la muerte de la joven madrileña Diana Quer.

La sección segunda de la Audiencia Provincial de A Coruña acoge este miércoles la segunda sesión del proceso contra el Chicle por una supuesta agresión sexual el 17 de enero de 2005, una cuestión que él ha negado, mientras que la víctima, su cuñada, ha mantenido su versión.

En esta sesión ha declarado una mujer que fue víctima del acusado en Boiro (A Coruña), donde la secuestró para intentar agredirla sexualmente, hechos por los que fue condenado.

La acusación particular ha intentado establecer paralelismos entre aquellos hechos y los que son objeto del actual juicio, en el que la denunciante aseguró este martes que ocurrieron en el coche de él, tras quitarle el teléfono móvil y "cuchillo en mano".

"Me encontré con él, me agarró por el cuello y me dijo que le diese el móvil", ha manifestado la víctima de Boiro, que ha acudido como testigo.

Ha añadido que el procesado "tenía un cuchillo en la mano" y, a la pregunta de si "intentó meterla en el coche", ha respondido: "Sí, y lo consiguió".

Durante la jornada también ha declarado un hombre que entonces era compañero de trabajo del procesado, que ha asegurado que aquel día llegó tarde al trabajo, lo que encajaría con los supuestos hechos que ocurrieron a primera hora.

Otro testigo lo vio pasar muy rápido con el coche, en una ruta que coincide con el camino hacia su puesto de trabajo.

El conductor del autobús que llevaba al instituto a la víctima ha dicho que era habitual que la acompañase desde casa, pues eran vecinos, aunque no ha sido capaz de precisar si aquel día la acompañó.

Una tía del procesado ha dicho que en ocasiones le había prestado dinero, aunque no recuerda aquel día, y el hijo de esta ha dicho que no se acuerda de nada y que no sabía el motivo de su presencia.

Los agentes de la Guardia Civil que participaron en la detención tampoco han recordado detalles sobre aquella jornada.

La Fiscalía y la acusación particular piden que el procesado sea condenado a quince años de prisión por un supuesto delito de agresión sexual.

(c) Agencia EFE