Uzbekistán | Un antiguo manuscrito de astronomía es expuesto al público de forma inédita

·4 min de lectura

Uzbekistán se ha embarcado en un viaje para identificar, catalogar y exponer todos los objetos de arte que reflejan el patrimonio cultural del país y que están dispersos por el mundo. Uzbekistán, que en su día estuvo en el centro de la gran Ruta de la Seda, cuenta con una importante herencia cultural.

La última reunión de la iniciativa, denominada "El Legado Cultural de Uzbekistán en las Colecciones del Mundo", congregó a unos 350 científicos de todo el mundo y fue el acto principal de la Semana del Patrimonio Cultural de Uzbekistán.

En la iniciativa también se presentó la primera copia facsímil fiel al original del manuscrito de Imágenes de las estrellas fijas. El libro es obra de uno de los astrónomos musulmanes más famosos de todos los tiempos, Abd al-Rahman al-Sufi, y fue encargado por orden especial de Mirzo Ulugbek, más conocido como Ulugh Beg, sultán de la dinastía timúrida (musulmana suní). Ulugh Beg era también un respetado astrónomo y matemático.

El antiguo manuscrito, que ahora se ha convertido en un libro, tiene importancia histórica por varias razones: es una prueba viva de la fascinación secular por el firmamento, la edad de oro de la ciencia islámica y la antigüedad de la tradición árabe en astronomía, por nombrar algunas.

Dónde el arte y la ciencia se unen

El libro es aclamado como una obra maestra del arte de Asia Central: cuenta con 74 fascinantes miniaturas de constelaciones ejecutadas con la más fina técnica. También marca la tendencia a producir cada vez más manuscritos ilustrados y es uno de los tratados más antiguos que se conservan de este tipo. El manuscrito contiene ilustraciones en miniatura que representan al sultán en forma de la constelación de Cefeo.

Más allá de su valor artístico, el libro tiene también una enorme importancia científica. La obra, que contiene 48 constelaciones conocidas como las Estrellas Fijas, se basa en el conocimiento de las estrellas transmitido por los griegos, pero incluye por primera vez los principios de la antigua astronomía árabe.

Antes de Abd al-Rahman al-Sufi, los primeros intentos conocidos de describir el cielo estrellado fueron realizados por los griegos. En concreto, por Ptolomeo (100-160), un antiguo filósofo, matemático y astrónomo de Alejandría. Sus escritos se consideraron la obra científica de referencia sobre la ciencia celeste hasta principios de la era moderna. Su obra más importante fue el "Almagesto", una guía sistemática de astronomía matemática que fue la principal referencia durante siglos hasta que apareció Abd al-Rahman al-Sufi.

La contribución de Abd al-Rahman al-Sufi a la astronomía

La obra de Al-Sufi sobre las estrellas fijas se basa en el libro Almagesto de Ptolomeo, pero corrige varias afirmaciones y las complementa con sus propias conclusiones empíricas. Tomó todos los nombres de estrellas mencionados en el catálogo de estrellas de Ptolomeo y los fusionó con los mencionados en la literatura árabe.

En sus observaciones, Al-Sufi añadió las primeras descripciones e ilustraciones conocidas de la galaxia de Andrómeda y también la primera mención registrada de la Gran Nube de Magallanes, las primeras galaxias distintas de la Vía Láctea que se observaron desde el planeta Tierra.

En el libro del astrónomo, todas las figuras mitológicas que representan las constelaciones están representadas como se ven en el cielo, pero también como se ven desde el espacio. Y gracias a ello, su obra sirvió durante muchos siglos como la guía más importante de las estrellas tanto en el mundo islámico como en el cristiano.

La astronomía como parte del patrimonio cultural de Uzbekistán

El manuscrito original del libro de las Imágenes de las Estrellas Fijas no sobrevivió, sin embargo, gracias a la tradición manuscrita islámica, la obra de Al-Sufi pervivió en las copias que se hicieron posteriormente.

La versión facsímil contemporánea que se presenta en el Legado Cultural de Uzbekistán en las Colecciones del Mundo es el resultado del objetivo de Uzbekistán de utilizar tecnologías científicas avanzadas en la preservación de exposiciones y manuscritos históricos.

En el marco de esta iniciativa ya se han publicado decenas de libros dedicados a obras uzbekas. Y también se está trabajando en la digitalización y publicación de copias facsímiles de obras destacadas conservadas en bibliotecas de todo el mundo.

Los representantes de la UNESCO han elogiado a Uzbekistán por su iniciativa de preservar el rico patrimonio histórico y cultural del país. Renato Ramírez, director general adjunto de Cultura de la UNESCO, dijo que Uzbekistán era, en este asunto, "un ejemplo para muchos países". La investigación es una forma de transferir no solo conocimientos académicos, sino también conocimientos para nuestros hijos y las nuevas generaciones".

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente