Uruguay reaccionó tarde y se quedó con las manos vacías

Youssef Loulidi/Fantasista/Getty Images

La Selección de Uruguay la pasó mal en el inicio de la Copa Mundial de la FIFA Catar 2022 y llegó al último partido del Grupo H con chances de clasificar a octavos, pero sin depender de sí misma. Necesitaba ganar y lo hizo por 2-0 frente a Ghana, pero el resultado de Corea del Sur y Portugal los dejó sin la posibilidad de seguir en el camino.

Diego Alonso hizo cambios con respecto a los encuentros anteriores. Por ejemplo, optó por el ingreso de Giorgian De Arrascaeta entre los titulares y fue la figura del equipo en la tarde-noche catarí. El mediocampista hizo dos goles que dejaron atrás una sequía goleadora.

La Celeste llevaba tres partidos mundialistas sin marcar, pese a la jerarquía de sus delanteros como Luis Suárez, Edinson Cavani y Darwin Núñez. Los dos primeros, por su edad, quizá hayan jugado este viernes su último partido en una Copa del Mundo.

El Pistolero pasó mucho tiempo con futuro incierto en la previa a la media temporada antes de Catar 2022. Estuvo en la órbita de River Plate para jugar la Copa Libertadores. Sin embargo, tras la eliminación de los argentinos en el certamen de Conmebol, el delantero se fue a Nacional de la liga uruguaya.

Una situación similar ocurrió con Cavani, quien casi cierra su pase a Boca Juniors. De todas maneras, a diferencia de Suárez, se fue a competir a la liga española con Villarreal, pero no jugó demasiados partidos antes del Mundial.

Los ojos estaban puestos en los delanteros jerárquicos, pero no pudieron romper su sequía en estos tres partidos de la Copa del Mundo de Catar. Alonso usó a Suárez como titular en el primer y tercer partido y al Matador en el segundo contra Portugal. Además, siempre fueron sustituidos entre sí y nunca jugaron juntos. Ni siquiera hoy, cuando Uruguay necesitaba marcar otro gol.

La Selección uruguaya venía desde las Eliminatorias sin destacarse por ser un equipo con capacidad goleadora. De hecho, entre las cuatro clasificadas, marcó menos que Brasil, Argentina y Ecuador. Por ejemplo, Bolivia, que quedó penúltima en la tabla, convirtió un gol más que los charrúas.

La dificultad para convertir quedó expuesta en esta Copa del Mundo y Uruguay se fue con las manos vacías. Tras empatar con Corea y perder con Portugal, el panorama fue complicado. De esta manera, con solo dos tantos, se despidieron de la competición.

Foto: Youssef Loulidi/Fantasista/Getty Images