Uruguay, el primer país del mundo en el que se podrá fumar marihuana en cualquier parte

A partir del próximo mes de julio, cualquier persona que esté en Uruguay va a poder consumir marihuana en donde le dé la gana. Y no solo eso, también podrán adquirirla en las farmacias, como si fuera un medicamento más. El único requisito es el de registrarse como ‘consumidor de marihuana’, una figurada legal creada para evitar que los menores consuman o que alguien adquiera grandes cantidades de esta droga para luego revenderla.

El precio de la marihuana será de 1,30 dólares el gramo (1,16 euros), y los usuarios podrán adquirir 10 gramos semanales con un tope de 40 al mes. En Ámsterdam, ciudad famosa por sus coffee shops en los que se vende y se puede consumir marihuana, solo se permite la venta de 5 gramos por persona, y cada gramo de marihuana cuesta un mínimo de 8 euros.

A partir de julio, la legalización de la marihuana en Uruguay será total (AP Photo/Alex Brandon)

Esta medida es el último paso que el país va a dar para la completa legalización de esta sustancia, algo que no tiene parangón en el resto del mundo.

Uruguay es la primera nación que ha legalizado la producción, la venta y el consumo de esta droga. Pero el resto del planeta no parece muy contento con la decisión. Así lo parece tras conocerse la condena de la ONU por la violación de los diversos tratados internacionales que penalizan la marihuana.

El registro de consumidores se realiza con un pequeño trámite en las oficinas de correo del país. Tan solo hace falta un carnet de identidad y un documento que certifique la residencia en el país, como puede ser una factura de teléfono o una de electricidad.

También se registrará la huella dactilar, que será la forma identificativa que tendrán los consumidores para solicitar la droga en las farmacias, para evitar que se utilicen carnets de identidad falsificados, robados o prestados.

El mismo proceso se puso en marcha hace años con los agricultores que cultivan la marihuana, pero no todos ellos han querido dar el paso y hacerse ‘legales’: se estima que solo el 10% de los 50.000 cultivadores se han registrado.

Al parecer, la desconfianza en lo que puede hacer el Gobierno de Uruguay con los datos recogidos ha hecho que muchos no quieran dar información personal a las autoridades. Y lo mismo puede ocurrir ahora con el registro de los consumidores, según informe El País.  Sin embargo, las autoridades aseguran que toda esta información está encriptada y que no será utilizada para otro tipo de propósitos. 

Al usar Yahoo aceptas que Yahoo y sus socios puedan utilizar cookies para personalización y otros fines