Urkullu: El Estado puede y debe reconocer la realidad nacional de Euskadi

El lehendakari del Gobierno Vasco, Iñigo Urkullu (c), la consejera de Educación, Cristina Uriarte (d),y el rector de Mondragon Unibertsitatea (MU), Vicente Atxa (i), presiden hoy en Hernani (Gipuzkoa) el acto de apertura del curso académico 2018-2019 de Mondragon Unibertsitatea (MU). EFE

Vitoria, 14 sep (EFE).- El lehendakari, Iñigo Urkullu, asegura que el Estado "puede y debe" asumir su pluralidad interna, aceptar la diversidad territorial y reconocer la realidad nacional de Euskadi y su capacidad para formular propuestas propias de autogobierno "internamente, negociadas y consensuadas".

La Presidencia del Gobierno Vasco ha remitido a los medios de comunicación las líneas generales del discurso que pronunciará el lehendakari el próximo jueves en el pleno de Política General del Parlamento de Vitoria, que coincide con el ecuador de la actual legislatura.

Uno de los retos de futuro que plantea es conseguir un acuerdo en Euskadi sobre un nuevo Estatuto de autonomía, una cuestión sobre la que se ha debatido durante meses en la Ponencia de Autogobierno del Parlamento Vasco, en cuyo seno PNV y EH Bildu han llegado a un acuerdo de bases que se ha remitido a un grupo de juristas para que elaboren un borrador de texto articulado.

Pese a la falta de consenso con el resto de los grupos, el lehendakari asegura que lo importante es que el tiempo del diálogo y el acuerdo "sigue abierto". "La búsqueda de la concordia no ha hecho más que empezar", subraya tras abogar por ensanchar los consensos "ya alcanzados".

"Para avanzar desde lo consensuado es crucial la lealtad. En primer término lealtad a los pactos políticos formalizados en el pasado y ratificados por la sociedad vasca, el principal el Estatuto de Gernika", sostiene.

El lehendakari recuerda que el Estatuto vasco es una norma "incumplida", una deuda que el Estado tiene con la ciudadanía vasca por las competencias aún no transferidas.

En este sentido, afirma que el Gobierno de Pedro Sánchez tiene una oportunidad para encarar, de una forma distinta y constructiva, la crisis del modelo de Estado, "asumiendo su propia realidad plurinacional".

"Hoy tenemos una oportunidad cierta de alumbrar un nuevo futuro. Se dan las condiciones para afrontar con éxito la actualización de nuestro autogobierno, consensuar una propuesta institucional viable, adaptada a los tiempos y a los desafíos que enfrenta nuestra convivencia", recalca.

Urkullu añade que los poderes del Estado pueden aportar mucho a esta nueva fase abordando su propio modelo territorial real. "Pueden y deben asumir su pluralidad interna, aceptar su diversidad territorial, de la que emergen voluntades sociales mayoritarias claramente diferenciadas y reconocer la realidad nacional de Euskadi y nuestro modelo de comunidad singular".

"Reconocer -agrega- nuestra capacidad para formular propuestas propias de autogobierno, internamente negociadas y consensuadas".

En el ámbito de la convivencia y los derechos humanos, el lehendakari señala que la prioridad, tras el fin de ETA, es profundizar en los ámbitos de diálogo, cooperación y acuerdo con las víctimas del terrorismo, reflexionar de manera crítica sobre la injusticia del daño causado por la violencia, modificar la política penitenciaria y promover el consenso en las políticas de memoria.

También, añade, el Gobierno Vasco quiere dar respuesta a la crisis humanitaria que sufren los refugiados y por ejemplo promover la convivencia junto con la comunidad islámica.

En el ámbito económico, Urkullu reafirma su apuesta por el proyecto europeo y destaca que en Euskadi las perspectivas son positivas, también para la generación de empleo, e insiste en que el objetivo es situar la tasa de paro por debajo del 10 % en 2020 y mejorar la calidad de los puestos de trabajo.

Otros de los objetivos son aumentar un año la esperanza de vida, hasta los 84 años en 2020, situar la tasa de abandono escolar por debajo del 8 %, lograr que el 75 % de los menores de 25 años hablen euskera, reducir un 20 % la tasa de pobreza, incrementar la tasa de natalidad y avanzar en la igualdad entre mujeres y hombres.