Urkullu admite que Euskadi debe cumplir las medidas de ahorro energético

·4 min de lectura
El lehendakari Iñigo Urkullu, en una imagen de archivo. (Photo: Europa Press via Getty Images)
El lehendakari Iñigo Urkullu, en una imagen de archivo. (Photo: Europa Press via Getty Images)

El lehendakari Iñigo Urkullu, en una imagen de archivo. (Photo: Europa Press via Getty Images)

El lehendakari Iñigo Urkullu asegura que Euskadi cumplirá las medidas de ahorro energéticas establecidas por el Gobierno del Estado por Real Decreto-Ley, aunque el Gobierno Vasco ya las estaba adoptando, y lamenta que no se hayan contrastado las sanciones. A su juicio, en esta cuestión, se podría haber hecho patente “la tan proclamada cogobernanza sin excluir, de inicio, la intervención normativa de las Comunidades”.

Urkullu se refiere, a través de las redes sociales, a las medidas del Plan de ahorro energético aprobadas por el Gobierno del Estado mediante Real Decreto Ley, y reconoce, tal como ha advertido este Ejecutivo, que ello “les confiere un rango, sin duda, y han de ser cumplidas”.

Se trata de unas declaraciones que despejan la incógnita de si finalmente el Ejecutivo vasco optaría por su propio protocolo y se sumaría al bando de las comunidades díscolas en el que ahora se encuentra solo la de Madrid, con Isabel Díaz Ayuso a la cabeza.

El martes la consejera de Desarrollo Económico, Arantxa Tapia, recordó que el Ejecutivo de Vitoria cuenta ya con un Plan de Contingencia Energética alineado con Europa y una Ley de Sostenibilidad de 2019, una normativa que contiene medidas que “no son efectistas y momentáneas”, sino “a largo plazo”.

Precisamente, el PP vasco había utilizado este asunto para atacar al presidente del Gobierno.

En todo caso, recuerda que el Gobierno Vasco adoptó las últimas medidas, dirigidas a los edificios de las administraciones vascas, en base a la Ley de Sostenibilidad Energética aprobada en 2019 en el Parlamento Vasco.

Asimismo, destaca que, tanto estas medidas como las planteadas como recomendaciones orientadas a la ciudadanía, fueron analizadas en la Comisión Interdepartamental del Gobierno Vasco celebrada el viernes 29 de julio, tras recibir y analizar las propuestas del Departamento de Desarrollo Económico, Sostenibilidad y Medio Ambiente, así como de EVE e Ihobe.

Urkullu habría agradecido que el real decreto incorporase las sanciones

El Lehendakari afirma que “habría agradecido” que un Real Decreto Ley con medidas sancionadoras “hubiera tenido un ejercicio de contraste de las diversas realidades que reflejan todos los sectores afectados, así como el conocimiento de la reflexión y actuación homogénea por parte de la Unión Europea”.

“Lo prioritario, en la necesidad de actuación global para la eficiencia energética y el ahorro en el consumo, lo cual supone un cambio en los hábitos y es una tarea a medio plazo, además de medidas realistas a corto plazo, es la pedagogía y concienciación social”, subraya.

En este sentido, asegura que Euskadi “lleva años apostando por una estrategia global para conseguir una mayor eficiencia y ahorro energético de sus edificios e instalaciones, más allá de estas medidas concretas que ahora se imponen”.

“Las medidas adoptadas por el Gobierno español encuentran, sí, base competencial en la Constitución, pero más allá de esa opción, el Gobierno español podría haber tenido más en cuenta a las Comunidades Autónomas y no haber ampliado sus bases hasta los extremos exigidos en estas medidas, pudiendo haber compartido con las Comunidades, en coordinacion con la Administración General del Estado, la definición de las medidas”, reprocha.

Demanda de “la tan proclamada cogobernanza”

De esta forma, señala que “podría haber hecho patente, en este caso, la tan proclamada cogobernanza sin excluir, de inicio, la intervención normativa de las Comunidades en la propuesta de medidas”.

“En definitiva, más que de encontrar título competencial y legitimidad, se trata también de dilucidar hasta dónde se extienden las bases, en una actuación que es ya característica del Gobierno Español”, añade.

A pesar de ello, Iñigo Urkullu remarca que, “tratándose de una cuestión sobre la que no cabe disputa ideológica, sino el reconocimiento de la realidad diferenciada, así como la capacidad de actuación demostrada por las instituciones vascas y la necesaria coordinación operativa”, el Gobierno Vasco “atiende” la petición expresa de la vicepresidenta tercera, Teresa Ribera, de que “todos sumemos”. “El Gobierno Vasco está sumando de manera responsable”, concluye.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente