'Upcycling': la alternativa ecológica más atractiva para la moda rápida

·2 min de lectura

El impacto de la moda en el medioambiente es inmenso. Este sector ha duplicado su producción en los últimos 15 años. Sin embargo, en los últimos tiempos hay un creciente interés por un modelo de producción más circular.

La Asociación Moda Sostenible de Barcelona, una marca de _upcycling,_ya ha reutilizado 30 000 kilogramos de tela vaquera donada, como explica una diseñadora de la Asociación, Camilla Corsini.

"Le dan un nuevo uso, o bien convirtiéndola en otros productos que sean bolsos, que sean monederos o utilizando los residuos, (triturándolos), volviéndolos a hilar, creando un tejido nuevo y de ahí diseñar su colección de moda".

Las fibras naturales, como el algodón del vaquero, son mucho más fáciles de reciclar que las sintéticas o mixtas. Sólo en España se desechan 23 kg de ropa al año por persona y sólo se recicla el 12 %.

El reciclado de productos como este es solo uno de los pasos dentro del proceso. También es importante reducir el consumo de recursos y de la contaminación en el proceso en el que se elaboran los tejidos

Josep Moré es el director general de una industria de tintes y acabados textiles, una de las más contaminantes del sector. Su fábrica ha conseguido reducir el consumo de recursos gracias a la digitalización de la maquinaria que controla el consumo de agua y las emisiones de carbono.

"Aquí tenemos una depuradora de aguas y tenemos también un equipo de filtración de recogida de aceites, en estos 20 años hemos recogido 59.000 litros de aceite que se irían a la atmósfera que son aceites que llevan incorporados los tejidos", explica Josep Moré, la cabeza de Hidrocolor.

También trabaja en un sistema de tintura "ecológico" pero la industria de la moda, denuncia, no está dispuesta a pagar más por un modelo textil lento y circular.

Mientras que Mar Isla, responsable de la cátedra Economía Circular y Sostenibilidad de la Universidad Pompeu Fabra, habla de la responsabilidad del consumidor.

"Los grandes consumidores de ropa están en Occidente pero el 80 % de la producción se produce en Asia y la manera que estamos produciendo también es muy desigual. Hay que cambiar la manera en que consumimos. No podemos desear los productos. Hay que pensar cuando vamos a comprar. ¿Qué pasa cuando una camiseta vale 8 euros? ¿Qué hay detrás de ese precio?"

Los consumidores son una pieza clave para reducir la ropa low cost, pero también la industria de la moda, señalan diseñadores, pequeños productores e investigadores, debe avanzar más rápido hacia un "modelo más verde y circular".

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente