Unos 260 millones de cristianos "duramente perseguidos" en 2019 por su fe

1 / 2
Las fuerzas de seguridad kurdas inspeccionan los daños ocasionados por un coche bomba detonado en el exterior de la iglesia ortodoxa de la Virgen María del barrio predominantemente cristiano de Al Wasti, en Qamishli, Siria, el 11 de julio de 2019

Unos 260 millones de cristianos han sido "duramente perseguidos" en todo el mundo durante 2019, una cifra en aumento pese a que el número de asesinados por su fe ha disminuido, según un informe de la oenegé Doors Open publicado este miércoles.

Esta organización protestante dio a conocer este miércoles su índice anual de los 50 países en los cuales los cristianos son más atacados, durante el periodo noviembre de 2018-octubre de 2019.

En total, 260 millones de cristianos -católicos, ortodoxos, protestantes, bautistas, evangelistas, pentecostales- han sido "duramente perseguidos", contra 245 millones en 2018, señala el informe.

La organización entiende por "persecución" contra la fe la violencia, que puede llegar hasta la muerte, pero también una opresión cotidiana más discreta.

"Este aumento se explica sobre todo por un deterioro de la situación de la libertad religiosa en toda China, que afecta cada vez a más regiones, y por el avance del yihadismo en África", señala la oenegé.

El número de cristianos asesinados descendió de 4.305 a 2.983, o sea, un 31% menos que el año precedente. "Durante tres años, este número sólo había aumentado", según Doors Open, que explica este descenso por la "disminución del número (conocido) de asesinatos de cristianos en Nigeria".

Aún así, Nigeria continúa a la cabeza de los países con más cristianos asesinados por su fe (1.350).

Sin embargo, estas cifras no se atendrían estrictanmnte a la realidad y serían mayores.

Además, a lo largo de un año, el número de iglesias afectadas (cerradas, atacadas, dañadas, quemadas) se multiplicó por cinco en todo el mundo, de 1.847 a 9.488, en tanto que el número de cristianos detenidos también aumentó, de 3.150 a 3.711.

Por su parte, Corea del Norte encabeza el ranking anual de persecución de cristianos. "El control totalitario del gobiernos sobre los individuos hace de la fe en Dios un crimen contra el régimen, motivo suficiente para finalizar la vida en un campo de trabajos forzados", según la oenegé.

La siguen Afganistán, Somalia, Libia, Pakistán, Eritrea, Sudán, Yemen, Irán e India.