En universidad de Budismo tibetano estudian a Xi Jinping y no al Dalái Lama

·2 min de lectura

Los retratos del presidente chino ocupan lugares privilegiados. En la universidad de Budismo tibetano, los futuros monjes siguen cursos de política lejos del Dalái Lama, cuya imagen permanece censurada en el techo del mundo.

Juegan al fútbol vistiendo sus largas túnicas color rojo oscuro, aprenden chino e inglés y debaten en tibetano los preceptos religiosos, provocando muchos gestos y aplausos.

Los alrededor de 900 estudiantes del establecimiento son pura sonrisa en el marco de una rara visita de prensa extranjera a Lhasa, capital regional, organizada por el gobierno chino.

Pekín celebró el mes pasado el 70ª aniversario de lo que denomina "la liberación pacífica" de Tíbet, cuando el ejército del régimen comunista ocupó el llamado techo del mundo tras el final de la guerra civil china.

Desde 1951, los líderes chinos se vanaglorian de haber erradicado el servilismo y aportado infraestructuras y desarrollo económico a esta región autónoma.

Pero, en 1959, el Dalái Lama, líder espiritual tibetano, huyó al exilio en India luego del fracaso de una revuelta en Lhasa contra la ocupación china.

Sus partidarios acusan a Pekín de haber aplastado la religión y cultura tibetanas, destruyendo miles de templos y haber instalado masivamente a inmigrantes Han (grupo étnico mayoritario en China).

- "No hizo nada bueno" -

En respuesta a esto, las autoridades chinas califican al Dalái Lama como "separatista" y su retrato, prohibido, no es visible en la universidad Budista.

"El 14º Dalái Lama huyó al extranjero (...) y no hizo nada bueno por el pueblo tibetano, hemos perdido la fe en él", afirma el vicerrector de la universidad, Gesang Wangdui.

En cambio, banderas rojas, fotos y frases del presidente Xi Jinping, son omnipresentes en el establecimiento, ubicado al pie de la cordillera del Himalaya, donde estudian hombres y mujeres de todas las edades.

"No se puede no entender de política", asevera a la AFP un joven con hábito de monje. "Tenemos cursos todos los lunes por la tarde y hablamos mucho de ella durante todo el tiempo", añade.

Desde el exterior, los críticos afirman que la libertad de expresión está mucho más estrictamente controlada en Tíbet que en otras partes de China.

"El nivel de represión necesario para mantener esta tapadera sugiere que la situación continúa siendo tensa", señala el profesor de Estudios Tibetanos Gray Tuttle, de la universidad de Columbia, Estados Unidos.

Y el vicerrector de la universidad Tibetana confirma que no está allí para la defensa de la religión: "Soy miembro del Partido. No soy budista. Soy comunista".

rox/bar/sbr/mba/age/mis

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente