La Unión Europea ya vacuna más rápido que Reino Unido y EE.UU.

·5 min de lectura

Casi cinco meses después de que empezaran a administrarse las primeras vacunas en Europa, los países de la UE por fin han cogido ritmo en la vacunación. 

El objetivo es alcanzar el 70% de personas inmunizadas, lo que teóricamente ayudaría a alcanzar la inmunidad de rebaño que supondría un gran avance en la lucha contra el coronavirus.

La vacunación en España ha cogido velocidad. (Photo By H.Bilbao/Europa Press via Getty Images)
La vacunación en España ha cogido velocidad. (Photo By H.Bilbao/Europa Press via Getty Images)

Dejado atrás los primeros meses del 2021, en los que la escasez de dosis ralentizó su administración, los países de la Unión Europea aceleran con la vista puesta en el verano y una de las últimas noticias es que ha sido capaz de alcanzar e incluso superar el ritmo de inyecciones de Estados Unidos y Reino Unido, dos naciones que han destacado por la velocidad a la que están siendo capaces de vacunar.

Tomando como referencia los datos del 9 de mayo, la UE ha conseguido en los últimos 7 días vacunar a más personas respecto al total de la población que estadounidenses y británicos. Son 0,70 habitantes por cada 100 frente a los 0,60 y 0,68 respectivamente.

Analizando el gráfico se aprecia claramente cómo el ritmo europeo se ha ido acelerando desde que empezó en diciembre y actualmente está en máximos, mientras que Estados Unidos y Reino Unido hace ya algunas semanas que alcanzaron sus mejores registros y ahora se ha reducido el ritmo hasta igualarse los tres.

La Unión Europea ya se ha igualado con Estados Unidos y Reino Unido en ritmo de vacunación. (Our World in Data)
La Unión Europea ya se ha igualado con Estados Unidos y Reino Unido en ritmo de vacunación. (Our World in Data)

Pese a este acelerón de los países de la UE, todavía se encuentra lejos del récord de velocidad de los otros dos (por encima de 1 en el caso estadounidense y en 0,89 en el británico).

Aunque los datos son esperanzadores, los países de la Unión todavía van muy por detrás de ambas naciones, aunque las previsiones indican que por ejemplo, en el caso de Reino Unido y de la UE ambos terminarán llegando empatados al verano.

Tal y como se observa en este segundo gráfico, de momento los europeos no pueden competir con el volumen de inmunizados de Reino Unido y Estados Unidos. En el caso del primero, ya tiene al menos una dosis de la vacuna el 52,2% de su población, mientras que en el del segundo la cifra llega hasta el 45,6%. En este sentido, el 28,3% de la Unión queda a bastante distancia. 

Reino Unido y Estados Unidos van más adelantados en la inmunización que la Unión Europea. (Our World in Data)
Reino Unido y Estados Unidos van más adelantados en la inmunización que la Unión Europea. (Our World in Data)

En lo que se refiere a la pauta completa, las diferencias también son significativas. El 34,5% de los estadounidenses ya cuentan con las dos dosis, frente al 26,3% de los británicos y solo el 11,1% de los habitantes de la Unión Europea. 

En este sentido, hay que señalar que dentro de los países comunitarios hay una gran disparidad en la velocidad de vacunación y mientras unos van muy avanzados, otros van fatal. Por ejemplo, España está por encima de la media con un 13,3% y Bulgaria solo tiene un 4,5%.

Las dificultades para recibir vacunas en los primeros meses y los problemas con AstraZeneca han provocado este retraso de la UE frente a Reino Unido y Estados Unidos en la inmunización de la población. Aunque ahora se encuentran más o menos al mismo ritmo, la ventaja lograda en los meses anteriores es difícil de recortar.

Convencer a los antivacunas, el reto

De momento Europa ha podido igualarse en la velocidad de vacunación debido a que estadounidenses y británicos han pisado el freno, pero no lo han hecho por gusto, sino por necesidad.

Y es que es más fácil ir rápido al principio cuando una gran parte de la población quiere vacunarse que más adelante cuando tienes que convencer a personas negacionistas o que no están por la labor de inmunizarse. En este sentido, los datos que vienen desde Estados Unidos, donde el movimiento antivacunas es muy importante, así lo muestran. 

Las encuestas revelan que entre el 7,8% y el 33,2% (depende del estado) de la población adulta estadounidense dice que va a rechazar la vacuna. En total son más de 16 millones los que dicen no confiar en las inyecciones covid y más de 7,5 millones los que no confían en ninguna. Adicionalmente hay que sumar 14 millones que dicen no confiar en el Gobierno.

Convencer a indecisos y negacionistas, el reto de Estados Unidos. (Photo by Joe Raedle/Getty Images)
Convencer a indecisos y negacionistas, el reto de Estados Unidos. (Photo by Joe Raedle/Getty Images)

Más allá de esas personas en contra de la vacunación, hay aproximadamente un 8% que dudan y a los que de momento se les ha administrado la primera dosis, pero no han acudido a ponerse la segunda, por lo que no cuentan con la inmunización completa.

Así, existen millones de personas en el país que o no se quieren vacunar o no están acudiendo a sus citas para la pauta completa, lo que está retrasando la inmunización. De esta manera se explica esta caída tan pronunciada en el ritmo y el acelerón que ha protagonizado la UE. La solución está siendo ofrecer incentivos a los ciudadanos para que se vacunen, una estrategia que también ha tenido un cierto éxito en Serbia o Israel.

Está por ver si la Unión Europea también sufre un frenazo en las próximas semanas o si por el contrario el porcentaje de población que rechaza la vacuna es sensiblemente más bajo. Los próximos meses dictarán sentencia.

EN VÍDEO I La táctica de despiste de este doctor para vacunar a un bebé evitando que llore

Más historias que te pueden interesar: