Asens dice que no hay amenaza en las palabras de Iglesias sobre los escraches

Madrid, 19 may (EFE).- El presidente del grupo parlamentario de Unidas Podemos, Jaume Asens, ha defendido este martes que "no dan pie a interpretar amenaza alguna" las declaraciones de Pablo Iglesias de que "mañana" puede haber gente manifestándose frente a las casas de Ayuso, Espinosa de los Monteros o Abascal.

En una rueda de prensa tras la Junta de Portavoces del Congreso de los Diputados, Asens ha respondido que ni de la literalidad de las palabras de Iglesias ni de su espíritu puede desprenderse una amenaza, después de que los dirigentes de Vox Santiago Abascal e Iván Espinosa de los Monteros hayan dicho que él será responsable de lo que suceda en sus domicilios.

"El vicepresidente expresaba su preocupación porque eso (las protestas en casas de dirigentes políticos) se pudieran extender y afectar a compañeros de otros partidos. No se puede interpretar como una amenaza. Quien lo hace, lo hace con muy mala fe y poco rigor", ha asegurado Asens.

En una entrevista en La Sexta, Iglesias ha mostrado su preocupación por el clima de tensión y ha considerado que sería un error que la gente entendiese que la forma de protestar es ir a su casa o a la de "Ayuso, Abascal, o Espinosa de los Monteros" y ha pedido garantizar el derecho a la manifestación pero sin crispación.

"El problema es que esto se puede generalizar y esto va a terminar ocurriéndole a otros líderes políticos. Hoy es gente de derechas manifestándose en la puerta de mi casa. Mañana será gente de izquierdas manifestándose enfrente del apartamento de Ayuso, de la casa de los Espinosa de los Monteros, de la casa de Abascal...", ha avisado Iglesias, que cree que también podrían sufrir situaciones como ésta periodistas o líderes de opinión.

El presidente del grupo parlamentario de Unidas Podemos se ha mostrado además sorprendido por el silencio de los dirigentes de formaciones como el PP, "que antes trataban de nazis a quienes participaban en las protestas" y no se han pronunciado sobre las concentraciones frente a las casas de Pablo Iglesias y del ministro José Luis Ábalos.

Sin embargo, Asens sostiene que no son comparables las protestas de los desahuciados y colectivos vulnerables que usaban "su último recurso para hacer llegar su voz" y "no tenían otros métodos para llevar al espacio público sus quejas" con las de ahora.

"Las protestas de ahora delante de casas de dirigentes políticos tienen más que ver con la oposición política, no con colectivos a los cuales se les han vulnerado sus derechos", ha dicho Asens, que cree que, aunque son en el ejercicio de derechos fundamentales, esas manifestaciones "generan un clima de crispación que no ayuda en un contexto como el actual".

"En todo caso celebro que la extrema derecha aliente esas protestas y no golpes de estado como han hecho en otras ocasiones", ha asegurado Asens.

(c) Agencia EFE